Escucha esta nota aquí

En Berlín, Emmanuel Macron y Olaf Scholz reiteraron su solidaridad con Kiev y su determinación ante Moscú, al tiempo que esperaban que el diálogo con Rusia pudiera conducir a una desescalada.

La primera visita de Emmanuel Macron a Berlín desde la elección del nuevo canciller Olaf Scholz estuvo dedicada en gran medida a las tensiones entre Ucrania y Rusia. Para mostrar su unidad y determinación frente a Moscú en caso de agresión rusa contra Ucrania, ambos líderes utilizaron las mismas palabras, prometiendo "un coste muy alto para Rusia".

Más allá de la crisis actual, el presidente francés denunció la política de desestabilización de Vladimir Putin en la antigua esfera de influencia soviética, informa nuestro corresponsal en Berlín, Pascal Thibaut. "La situación en la que nos encontramos hoy requiere la preparación de una reacción conjunta que se graduará en función de estas maniobras", anunció el mandatario.

Emmanuel Macron y Olaf Scholz abogaron, no obstante, por el mantenimiento del diálogo con Moscú y se congratularon de las numerosas reuniones diplomáticas de los últimos días. Este miércoles se celebrarán en París debates en formato Normandía a nivel de asesores políticos de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania. El viernes, Emmanuel Macron pedirá a su homólogo Putin "aclaraciones" en una conversación telefónica.

Scholz defiende la postura alemana

"Tenemos que hablar entre nosotros. Discutimos, pero debemos intentar avanzar y salir de esta delicada situación. Estoy satisfecho con el liderazgo que estamos mostrando en este momento", dijo el canciller. "Por lo tanto, esperamos que Rusia tome medidas claras para ayudar a desescalar la situación y todos estamos de acuerdo en que una agresión militar tendría graves consecuencias", advirtió.

Preguntado por la negativa de Alemania, criticada por otros países, a entregar armas a Ucrania cuando varios países europeos tienen previsto hacerlo, Olaf Scholz se defendió: "El Gobierno alemán siempre ha rechazado las entregas de armas letales en los últimos años, pero hemos hecho mucho para apoyar la economía y la democracia en Ucrania.

En términos más generales, algunos critican a Alemania por adoptar una línea blanda con respecto a Moscú. Para el diario Tagesspiegel, el deseo de Emmanuel Macron y Olaf Scholz de continuar el diálogo con Rusia acerca a ambos.

Comentarios