Escucha esta nota aquí

Las autoridades estadounidenses inculparon este jueves a un ciudadano haitiano-chileno por su presunta participación en el asesinato del presidente Jovenel Moise en julio, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Con David Thompson, corresponsal de RFI en Miami

Extraditado el miércoles de Republica Dominicana, el acusado Rodolphe Jaar, de 49 años, compareció este jueves por videoconferencia ante un tribunal federal de Miami, donde una jueza le leyó los dos cargos en su contra: el de conspirar para cometer un asesinato o un secuestro fuera de Estados Unidos y el de proporcionar apoyo material con resultado de muerte.

De acuerdo con la acusación, el ciudadano haitiano-chileno participó en "un complot para secuestrar o matar al presidente haitiano”.

Según el expediente, aunque Rodolphe Jaar no disparó un arma, admitió ante los investigadores del FBI que había proporcionado armas y municiones al comando colombiano responsable del asesinato del presidente haitiano, que recibió 12 disparos en su residencia privada el 7 de julio.

Jaar es la segunda persona juzgada en Estados Unidos por la muerte de Moise después del militar retirado colombiano Mario Palacios, imputado el 4 de enero en Miami por su presunta participación en el magnicidio.

 Las autoridades de República Dominicana habían detenido a Jaar en su territorio el 7 de enero, seis meses justos después de que un comando irrumpiera en la residencia privada de Moise y lo matara a tiros.

La Fiscalía estadounidense asegura que el complot contra Moise "se centró inicialmente en secuestrar al presidente", pero que "acabó derivando en un plan de asesinato".

Suministro de armas y ayuda para escapar

Según el comunicado, Jaar proporcionó armas a mercenarios colombianos para facilitar la operación contra el presidente y alojó a varios de esos hombres en una residencia controlada por él.

Después del asesinato, se comunicó supuestamente con cómplices para ayudar a los colombianos a esconderse de las autoridades haitianas.

El sospechoso reconoció esos hechos durante una entrevista con las autoridades estadounidenses el 9 de diciembre de 2021, fuera del país norteamericano, según la acusación.

Jaar comparecerá de nuevo ante un juez el miércoles 26 de enero.

El proyecto de asesinato, fomentado en parte en Florida

Varios miembros del comando habrían sido acogidos por Rodolphe Jaar y él mismo habría participado en una reunión con uno de los presuntos autores intelectuales del complot.

Si la justicia estadounidense es competente en este caso, es porque el plan para asesinar a Jovenel Moise se fomentó en parte en Florida.

Más de 40 personas, entre ellas 15 colombianos y estadounidenses de origen haitiano, han sido detenidas en relación con la investigación.

Quedan, sin embargo, muchos interrogantes sobre los motivos del asesinato, que ha sumido aún más en la incertidumbre a Haití, un país asolado por la pobreza, la inseguridad y la corrupción.

(Con informaciones de AFP)

Comentarios