Escucha esta nota aquí

En Yemen, 10.000 niños murieron o resultaron heridos desde el inicio en 2015 del conflicto que asola este país, afirmó el martes un portavoz de Unicef en Ginebra.

"El conflicto en Yemen acaba de superar esta vergonzosa etapa con la marca de 10.000 niños muertos o heridos, desde el inicio de los combates en marzo de 2015. Esto supone cuatro niños por día", denunció James Elder, portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

"Por supuesto, estos son los números que Naciones Unidas puede confirmar", dijo. Pero, lamentó, muchos otros casos se desconocen y sólo sus familias lo saben.

Elder señaló que Unicef necesitaba 235 millones de dólares "de aquí a mediados del año próximo" para poder mantener el nivel de ayuda.

11 millones de niños necesitan ayuda humanitaria

"La crisis humanitaria en Yemen -la peor del mundo- es resultado de la trágica convergencia de cuatro amenazas: un conflicto violento que perdura, una economía devastada, servicios destrozados para todos los sistemas de ayuda, ya sea salud, alimentación, agua y saneamiento, protección y educación, y una operación de la ONU que carece gravemente de fondos", explicó Elder.

"Con el nivel actual de financiación, y si los combates no cesan, Unicef no puede atender a todos estos niños" y "sin más ayuda internacional estos niños -que no tienen ninguna responsabilidad en este conflicto- morirán", reiteró.

Cuatro de cada cinco niños en Yemen necesitan ayuda humanitaria, o sea un total de 11 millones, precisó el portavoz. Unos 400.000 sufren malnutrición aguda y dos millones no van a la escuela.

Yemen es escenario desde 2014 de una guerra entre las fuerzas progubernamentales y los hutíes, respaldados por Irán. Desde 2015, una coalición militar liderada por Arabia Saudita brinda apoyo al gobierno.


Comentarios