Escucha esta nota aquí

A cuatro meses de las elecciones presidenciales, la vencedora de las primarias del partido conservador Los Republicanos está en condiciones de imponerse al actual mandatario en los comicios de abril, según un sondeo publicado este martes por Elabe para BFMTV/L'Express.

¿Se trata del efímero efecto de la reciente primaria que la entronizó como candidata presidencial? ¿Es el indicio de que Francia se encamina por fin a tener una presidenta? En cualquier caso, por primera vez en las encuestas un candidato puede imponerse en la segunda vuelta en un duelo con el actual mandatario Emmanuel Macron.

Con 54 años, Valérie Pécresse, exministra de Presupuesto de Nicolas Sarkozy (2007-2012), le ganaría al actual mandatario liberal, Emmanuel Macron, en la elección presidencial de abril, según un sondeo publicado este martes por Elabe para BFMTV/L'Express.

Según la encuesta realizada tras su designación el sábado y los mitines de sus rivales de extrema derecha Éric Zemmour y de izquierda radical Jean-Luc Mélenchon, la presidenta de la región de París aprovecha del efecto "primarias".

Pécresse gana 11 puntos respecto al precedente estudio de Elabe realizado el 23 y 24 de noviembre, antes de que ganara las primarias de Los Republicanos.

En primera vuelta, Macron, que todavía debe confirmar su candidatura, logra un 23% de intención de voto, en retroceso de dos puntos), seguido de Pécresse (20%). En la segunda vuelta, esta última le arrebataría las llaves del Palacio del Elíseo con un 52%.

Aprender ruso con las juventudes comunistas

Valérie Pécresse, del ala social y liberal y presidenta de la región de París, ha escalado metódicamente en la derecha y ha desbaratado la imagen de suavidad que se le atribuía desde hace tiempo.

"Hay un malentendido conmigo, que tiene que ver con que soy rubia. Soy una mujer fuerte", ironizó el jueves tras la primera vuelta de las primarias de Los Republicanos (LR), el principal partido de la derecha francesa.

El sábado fue designada candidata, ganando por un amplio margen en la segunda vuelta contra el diputado Eric Ciotti, de línea muy derechista. Se convierte así en la primera mujer que lleva los colores de la derecha en unas elecciones presidenciales en Francia.

Pécresse se autoproclama "mujer de la acción" y dice: "Estoy en el centro de la derecha", y "tengo la capacidad de aglutinar todas las sensibilidades" -incluidos los votantes que se han pasado a Emmanuel Macron-.

Esta defensora de los valores republicanos, que también es ex ministra francesa de Enseñanza Superior, también pretende distinguirse por su programa en materia de educación.

Descrita como "trabajadora", "metódica" y "estructurada", Valérie Pécresse, nacida el 14 de julio de 1967 en Neuilly-sur-Seine (ciudad acomodada de la región parisina) obtuvo su bachillerato a los 16 años. Tiene una trayectoria académica de excelencia que le ha valido durante mucho tiempo una imagen de mejor alumna.

Criada en la muy burguesa ciudad de Versalles (región de París), en "una familia de intelectuales un poco originales", esta amante de Dostoievski y Tolstoi decidió aprender ruso a los 15 años y se fue a Yalta, a un campamento de la juventud comunista. Luego se dedicó al japonés, que perfeccionó en Tokio, vendiendo videocámaras y licores.

"Siempre he seguido un camino diferente al de los demás", dice esta aficionada al cine y a las series de televisión, boxeadora y madre de tres hijos, a los que protege celosamente de cualquier exposición pública.

Lamentando el sexismo que reina en la política, donde "si un hombre grita, es un líder; una mujer que se deja llevar, es una histérica", afirma hoy: "Hay una forma de audacia en presentar a una mujer" a la elección presidencial porque "es un poco transgresor, un tabú que hay que romper" en la derecha.

Comentarios