Escucha esta nota aquí

Royal Pari es, por el momento, el único club de los 14 que forman parte de la División Profesional, que no acordó con sus jugadores el porcentaje de descuento salarial de los meses de marzo, abril y mayo.

Hasta antes de la paralización del torneo Apertura, el 15 de marzo luego de la disputa de la fecha 12, el plantel inmobiliario se jactaba de ser uno de los pocos que percibía sus salarios con puntualidad.

El corte que se dio en el torneo, por la pandemia, generó una crisis que se ahondó con la partida de los colombianos Anier Figueroa (defensor) y John Mosquera (delantero), quienes decidieron rescindir su contrato por mutuo acuerdo, al igual que el español Miguel Portugal, que dejó al equipo sin director técnico.

José Luis Chávez fue uno de los capitanes del equipo que participó de la última reunión virtual con la dirigencia del club, cuya posición era pagar el 50 por ciento del salario de marzo y solo el 25% de abril y mayo.

“Hace dos semanas aproximadamente que no conversamos con la dirigencia. La última vez nos hicieron conocer su posición y nosotros, la nuestra. Quedamos de volverlo hacer, pero hasta el momento no ocurrió nada. Es raro lo que está pasando con la dirigencia del club, tomando en cuenta que siempre tuvimos un buen trato. Considero que nuestra propuesta no está lejos de lo que ellos plantean y tampoco queremos ser intransigentes. La finalidad es que ambas partes lleguemos a un buen acuerdo”, sostuvo Chávez.

Entre tanto, el plantel continúa entrenando con la ayuda del preparador físico Alí Burgos, quien supervisa el plan de trabajo semanal.
Hasta la fecha 12 del Apertura, Royal Pari había quedado a un punto del líder del torneo, con 20 puntos.