Escucha esta nota aquí

“Vamos a asumir su defensa”, aseguró el secretario general de Fabol, David Paniagua, refiriéndose a Carlos Saucedo, que fue despedido por Royal Pari en las últimas horas. Según el futbolista, la dirigencia del club le informó que asumían esta determinación porque él desobedeció la orden de abandonar la concentración de la selección boliviana durante la preparación para los encuentros contra Brasil y Argentina y por participar en una conferencia de prensa de los jugadores que tuvo un “tinte político”.

Paniagua explicó que, hasta el momento, Saucedo no se comunicó con la agremiación. “Siempre lo hemos atendido y  defendido muchísimas veces, lo seguiremos haciendo, pero tiene que aparecer porque sino, ¿cómo hacemos?” subrayó.

Sobre la decisión tomada por el club dijo que era difícil opinar porque no conoce los detalles del caso, pero cuando los jugadores fueron notificados por sus clubes, los asesoró para evitar posteriores consecuencias.

“Les dijimos: ustedes se deben a sus clubes, tienen contrato con ellos y no con la federación. Su convocatoria no estaba dentro de la norma FIFA, tenían que retornar y después volver en los días establecidos. Un club tiene todo el derecho de requerir a sus futbolistas. Los únicos que hicieron caso fueron los chicos de Oriente Petrolero”, explicó Paniagua.

Saucedo dijo sentirse discriminado porque fue el único sancionado de los cinco futbolistas del equipo inmobiliario que estaban en la  selección. También desobedecieron la orden Harry Céspedes, Guimer Justiniano, Wálter Antelo y Bruno Miranda, que este domingo ganaron para Royal Pari la Recopa Santa Cruz. “Esa es una determinación del club, salvo que Saucedo quiera que también los castiguen a sus compañeros”, concluyó Paniagua.

El 30 de septiembre, Saucedo, Carlos Lampe, Jhasmani Campos, Bruno Miranda y José María Carrasco encabezaron una conferencia de prensa argumentando que estaban cansados de que “la selección sea manoseada”. Horas antes, los jugadores de Oriente Petrolero (Ronaldo Sánchez, Matheo Zoch y Ferddy Roca) dejaron la concentración, mientras que los futbolistas de Blooming se quedaron con los boletos de retorno a la capital cruceña en la mano. 

“Me voy a quedar en la selección y asumiré las consecuencias. Les pido disculpas a los dirigentes de Royal Pari, que están pensando o esperando que retorne, pero no lo voy a hacer”, expresó aquella vez Saucedo .

Según el "Caballo", su despido es una represalia por desobedecer el llamado de los directivos del club para que dejara la concentración del seleccionado nacional en La Paz.