Escucha esta nota aquí

Royal Pari está mejor futbolísticamente que Guabirá. Lo demostró en la Copa Inmobiliaria, que concluyó este martes en el estadio Gilberto Parada de Montero con el partido revancha. El equipo que dirige Miguel Ábrigo le ganó ida y vuelta por el mismo resultado (2-1).

Una vez más, el delantero Layonel Figueroa se erigió en la figura. Abrió el marcador  a los 4 minutos mientras que Gustavo Peredo logró el empate transitorio para los azucareros a los 31 minutos.

Cuando Guabirá buscaba el gol del triunfo, que pudo forzar una definición mediante la ejecución de tiros penales, un zapatazo desde fuera del área del volante Damián Lizio, a los 78 minutos, consolidó la victoria del cuadro inmobiliario, que terminó jugando con un jugador menos los últimos minutos por la expulsión del delantero Rodrigo Vargas.