Escucha esta nota aquí

El defensor de Royal Pari Guimer Justiniano reconoció que se siente con mayor responsabilidad y al mismo tiempo con más confianza luego de haber llevado el cintillo de capitán en el amistoso ante Oriente Petrolero.

“Eso me motiva mucho, la confianza que me da el profe (Miguel Ábrigo), el apoyo de los compañeros, ser capitán, todo eso es una responsabilidad y motiva, también sirve para que los chicos que vienen de abajo puedan lograr grandes cosas. En lo personal quiero seguir aportando a Royal Pari y seguir siendo convocado a la selección nacional”, expresó Justiniano.

El zurdo fue convocado por César Farías para las dos primeras fechas de eliminatorias ante Brasil y Argentina, y ahora espera ser llamado nuevamente para los encuentros contra Ecuador y Paraguay, que se jugarán el 12 y el 17 de noviembre, respectivamente.

Considera que es muy importante que el torneo de la División Profesional se reinicie, para que los jugadores vuelvan a tener ritmo competitivo lo cual favorecerá a la selección.

“Es importantísimo para nosotros estar en competencia, más allá de tener partidos amistoso y tener algo de rodaje de futbol. No es lo mismo un amistoso a un partido oficial, porque la intensidad es otra, aunque en los amistosos se trata de meter un buen ritmo. Si tenemos un buen campeonato vamos a tener gente para que llegue a la selección en buenas condiciones”, enfatizó el futbolista de 31 años.

Recordó que el poco rodaje futbolístico de los jugadores bolivianos en gran parte de este año les pasó factura en los partidos ante Brasil y Argentina. “Los jugadores brasileños y argentinos vienen compitiendo desde mediados de año en diferentes ligas. Nosotros concentramos casi 60 días y trabajamos en la parte física sin jugar siquiera amistosos y eso pesó al final”, manifestó.