Escucha esta nota aquí

Directivos y jugadores de Royal Pari están preocupados con el fallo que el Tribunal de Disciplina Deportiva dará en las próximas horas sobre la impugnación que presentó Aurora contra el club inmobiliario por el partido que ambos equipos disputaron el pasado 11 de marzo en el inicio del campeonato de la División Profesional.

En ese encuentro, que se jugó en el estadio Félix Capriles de Cochabamba, los once jugadores del cuadro inmobiliario se sentaron en la cancha, tras el pitazo inicial del árbitro (Jordi Alemán), dando la espalda a su rival y en señal de protesta contra medidas que había tomado la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y que afectaban a todo el gremio (vigencia del Tribunal de Apelación).

Ese gesto, más el informe del árbitro, fue utilizado por Aurora para demandar a Royal Pari al que acusan de presentarse a jugar a desgano, lo cual es rechazado por los jugadores que dirige Cristian Díaz como también la directiva que preside Mario Franklin Chávez.

Este martes, el club dio una conferencia de prensa en la que Pablo Chávez representó al directorio, mientras que Mariano Brau y Juan Carlos Chávez, al plantel de futbolistas. También estuvieron Sergio Romero y Richard Méndez, quienes son los abogados que defienden club en este conflicto legal.

“Es una demanda extorsiva y nefasta”, dijo Romero y denunció que Jaime Cornejo, presidente de Aurora y miembro del comité ejecutivo de la FBF, aprovechando su rango en el fútbol boliviano quiere hacerle daño a Royal Pari induciendo al árbitro del partido del pasado 11 de marzo y probablemente a los miembros del Tribunal de Disciplina Deportiva.

“Es una impugnación falsa. Tememos que quieran quitarle doce puntos a Royal Pari en un proceso totalmente extorsivo y nefasto porque no tiene razón de ser. El partido no se jugó a desgano; lo hemos demostrado en nuestro descargo al tribunal, ya que un testimonio es el resultado del partido mismo (8-0 a favor del cuadro cruceño). La protesta de los jugadores está en el marco de su derecho constitucional y lo hicieron en apoyo a su gremio a lo que consideran justo, tal como sucede ahora en el fútbol internacional donde selecciones nacionales lo hacen”, explicó Romero.

Según Chávez, uno de los capitanes de Royal Pari, los que no actuaron bien fueron los directivos de Aurora que no dejaron ingresar al estadio al plantel profesional para que afronte el partido y pusieron jugadores juveniles que no tienen contrato y que no cumplieron con las normas sanitarias que se exigen.

“Nos parece raro que ahora el árbitro del partido diga que no sabía sobre la protesta que íbamos hacer, cuando vio que hablamos con el capitán de Aurora. Por eso, ojalá que no sucedan cosas raras en la resolución del tribunal”, declaró el mediocampista.

Comentarios