Escucha esta nota aquí

Desde el inicio de la cuarentena, hace aproximadamente cuatro meses, el plantel de Royal Pari no ha dejado de entrenar de manera virtual. Cuando el español Miguel Portugal decidió rescindir su contrato y originó que el grupo se quede sin entrenador, la dirigencia convocó al preparador físico Alí Burgos, que trabaja con las divisiones menores, para que dirija la preparación del equipo.

“El profesor (Alí Burgos) nos da todas las semanas un plan de trabajo para que diariamente entrenemos en uno o dos turnos”, dijo el volante brasileño Thiago Ribeiro, uno de los capitanes del equipo.

Ribeiro es uno de los jugadores extranjeros que llegó a un acuerdo económico con la dirigencia del club, que por la crisis económica que generó la paralización de la temporada por la pandemia determinó pagar el 50 por ciento del sueldo de marzo y el 30 % de abril, mayo y junio.

“Sobre el sueldo de julio no se ha conversado. Espero que haya un acuerdo y beneficie a ambas partes, aunque lo más importante es que pronto se pueda volver a jugar”, dijo Ribeiro.

Entre tanto, el directorio que preside Mario Franklin Chávez ha optado por darse tiempo para definir quién sucederá en el cargo a Portugal. Pablo Chávez, gerente del club, adelantó que será un técnico nacional, dejando una incógnita sobre el nombre del nuevo DT. (30 JUL 2020)