Escucha esta nota aquí

A mediados de enero pasado, el director técnico Cristian Díaz envió una carta de intimación demandando a Wilstermann el pago de $us 400.000, por haberlo despedido pese a que había un contrato vigente.

Hasta la fecha, no hay un arreglo entre el entrenador y la institución aviadora, pese a que con el resto del cuerpo técnico del argentino se llegó a un entendimiento.

Los acuerdos fueron con Gastón Ramondino (ayudante de campo), Pablo Ramondino (editor de video), Pablo Oviedo (preparador físico) y Sergio Migliaccio (preparador de arqueros).

En su momento, Gróver Vargas, presidente del club, cochabambino, dijo que el director técnico tenía firmado un contrato en el que se establece que si él deseaba dejar el plantel o si Wilstermann quería cortar el vínculo legal, la penalidad era solo de un sueldo.

La dirigencia de Wilstermann hizo saber en su página oficial que ya hizo una propuesta económica al entrenador, pero aún no tienen ninguna respuesta.

Comentarios