Escucha esta nota aquí

Los científicos, durante décadas, han esperado lograr un gran avance cuando se trata de encontrar una cura para el cáncer. Si bien definitivamente hemos recorrido un largo camino, en términos de tratamiento y atención para las personas con cáncer, los expertos todavía están buscando la cura.

También se ha invertido mucho tiempo en el diagnóstico de cáncer, ya que cuanto antes se detecte esta enfermedad, mayores serán las posibilidades de que la persona tenga un tratamiento eficaz y sobreviva. Sin embargo, cuando se trata del diagnóstico, muchas personas no se dan cuenta de que tienen cáncer hasta que ya se encuentra en sus últimas etapas, lo que a menudo es demasiado tarde para el tratamiento. 

A pesar de que la industria médica utiliza una variedad de equipos y técnicas médicas de alta tecnología para tratar de detectar y diagnosticar el cáncer lo antes posible, se ha descubierto que los perros en realidad podrían resultar mucho más eficientes en hacer esto que la maquinaria y el equipo. De hecho, en los estudios llevados a cabo hasta ahora, se ha demostrado que los perros son capaces de olfatear el cáncer en los seres humanos en las etapas más tempranas, lo que puede desempeñar un papel importante en la provisión de un tratamiento eficaz. Se sabe que algunos perros literalmente salvaron la vida de sus dueños al detectar el cáncer desde el principio.

Los detectores

La capacidad de oler el cáncer en sus primeras etapas proviene del increíble sentido del olfato de los perros. Por supuesto, no saben que el olor está relacionado con el cáncer porque no saben qué es el cáncer. Sin embargo, pueden darse cuenta de que el olor no es normal y que está relacionado con algo malo, por lo que algunos perros intentarán morder la zona afectada o las lesiones de sus dueños. El hecho de que los perros hayan demostrado ser tan eficaces en términos de detección de cáncer significa que podrían desempeñar un papel importante en el futuro del diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Si nota que su perro muestra algunos de los signos enumerados anteriormente, puede ser difícil saber qué hacer. Obviamente, no podemos asumir que es posible que tengamos cáncer cada vez que nuestros amigos de cuatro patas comienzan a actuar de manera extraña frente a nosotros; después de todo, podría haber muchas razones para que su perro haga esto.

Sin embargo, al mismo tiempo, si su perro está tratando de decirle algo, no puede darse el lujo de ignorar las señales. Por lo tanto, debe tomarse el tiempo para monitorear la forma en que su perro se comporta y actúa a su alrededor para que pueda determinar mejor si podría haber un problema.

Hay algunos perros que reciben entrenamiento para ayudarlos a olfatear el cáncer en humanos, y esto se hace presentándolos a los fluidos corporales de los pacientes con cáncer para que puedan percibir el olor distintivo. Sin embargo, todos los perros tienen un excelente sentido del olfato, por lo que el hecho de que su perro no haya sido entrenado específicamente para hacer esto no significa que no pueda oler algo fuera de lo común. El comportamiento y las acciones de tu perro cuando estás cerca pueden alterarse porque detecta que hay algo que no está bien.

Si su perro comienza a actuar de manera extraña o muestra signos durante un período de tiempo más largo, vale la pena tomarse el tiempo para evaluar su salud y verificar si hay algo fuera de lo común.

Es posible que haya notado algunos signos de mala salud, pero en realidad no pensó mucho en ello, pero si su perro también parece estar detectando un problema, es posible que desee profundizar un poco más. El simple hecho de acudir a su médico para un chequeo de salud puede ayudar, pero debe tener claro cualquier signo y síntoma de mala salud que pueda haber detectado. Tal vez su mascota esté tratando de decirle algo.


Comentarios