Escucha esta nota aquí

La coyuntura actual y los rigores climáticos del invierno que experimentamos, nos obligan a tener a mano una de las extraordinarias creaciones de esas “fabricantes” de salud que son las abejas: el propóleo.

El propóleo o goma de abeja es una sustancia resinosa natural que las abejas recogen de distintas plantas como el álamo, sauce, abedul o pino, entre otras, mezclan con cera y enzimas salivales, y emplean en sus colmenas como protección frente a los depredadores y microorganismos, para reparar daños, como aislante térmico o para construir cámaras asépticas con el fin de prevenir infecciones microbianas de las larvas.

Este producto puede encontrarse en distintas coloraciones, como marrón, rojo o verde.

Potencial terapéutico

Numerosos estudios respaldan el enorme potencial terapéutico del propóleo para fortalecer el sistema inmune, lo que lo convierte en un excelente complemento para aumentar la resistencia natural del organismo y reforzar la nutrición celular, con el fin de combatir las agresiones externas en general (infecciones fúngicas, bacterianas, virus, resfriados o para incrementar la respuesta de las defensas del organismo, como los macrófagos y linfocitos T).

Disponibilidad

Cuantas más bajas están los defensas más propensos somos a contraer infecciones por microrganismos. En ese sentido el producto Bioprol jarabe de la empresa SAE Pharmaceutical Company ayuda a reforzar tus defensas y proteger tu sistema respiratorio de virus y bacterias de forma natural, ya que está compuesto de propóleo y siete extractos naturales que potencian las propiedades del propóleo y que ayudan a pasar la temporada de invierno sin contratiempos.

Bioprol se comercializa en presentaciones de 200 ml para adultos y niños. El producto, que tiene un agradable sabor, está disponible en todas las farmacias del territorio nacional.