Escucha esta nota aquí

Tener una piel bonita puede ser una tarea difícil, aún más cuando nuestro día a día es muy ajetreado y casi no tenemos tiempo.

Si este es tu caso, te presentamos cinco hábitos citados por el portal Glamour para incluirlos en tu rutina diaria y mejorar así el aspecto de tu piel. 

Recuerda que para tener una piel perfecta no hace falta comprar el tratamiento más costoso del mercado. Simplemente con algunos cuidados básicos lograrás tener una piel radiante y joven.

1. Tomar suficiente agua

Pareciera obvio, pero se trata de un hábito que rara vez ponemos en práctica de manera adecuada y constante. Hidratarte correctamente ayudará a que se refleje en la salud de tu piel de inmediato. Así que, procura traer contigo un pequeño termo para beber la cantidad de agua que tu cuerpo realmente necesita.

También, recuerda que aunque los jugos y los tés son una gran forma de obtener una buena cantidad de agua, no la reemplazan por completo.

2. Utiliza protector solar diariamente

Estés fuera de tu casa o no, siempre asegúrate de usar protector solar tanto en tu cuerpo como en el rostro. No solo te ayudará a mantenerte alejada de enfermedades como el cáncer de piel, también te ayudará a prevenir la aparición de manchas, irritación y líneas de expresión prematuras.

3. Lleva una alimentación saludable

El régimen alimenticio que llevas a diario, ¡se nota! Y así como se refleja en tu peso, también se refleja en tu cutis. Es recomendable llevar una dieta balanceada plagada vitaminas y antioxidantes, los cuales benefician al máximo tu piel. Y si no estás muy segura del tipo de alimentos que deberías empezar a incluir, siempre puedes visitar un nutriólogo quien te indicará lo que es mejor para ti y las necesidades específicas de tu cuerpo.

4. Utiliza productos adecuados

Cada piel es diferente y merece cuidados específicos. Antes de adquirir y aplicar un nuevo producto, siempre asegúrate de elegir aquellos que vayan de acuerdo a tus necesidades. Esto te ayudará a brindarle la protección y cuidado necesarios para lucir radiante, en lugar de perjudicarla tras cada aplicación.

5. Haz movimientos delicados

Cada vez que limpies y humectes tu piel, recuerda evitar movimientos bruscos, especialmente si te encuentras tocando tu rostro. Evitará que la irrites o lastimes e, incluso, que pierda tensión. También te recomendamos hacer ejercicios faciales para tener una piel más bonita y radiante. Aumentarán la circulación y la belleza del cutis. 

Si pones en practica estas recomendaciones, empezarás a ver pequeños cambios durante el pasar de los días.