Escucha esta nota aquí

Nuestro organismo está formado en su mayor parte por agua. El 75% de los músculos, el 90 % del cerebro, el 22% de los huesos, y el 83% de nuestra sangre son agua. Por eso, debemos ser conscientes de la importancia que tiene su consumo a diario

Podemos aprovechar los beneficios del agua bebiéndola antes levantarnos, una hora antes de desayunar ¿Quieres saber cómo te beneficia esto?

1. Ayuda a prevenir y eliminar la retención de líquidos. Contribuye a mantener la piel tersa y joven, y las uñas y el pelo fuertes y brillantes.

2. Ayuda con el tránsito intestinal. En caso de cálculos biliares y acidez de estómago ayuda a disolver los jugos gástricos.

3. Durante el embarazo disminuye el riesgo de infecciones urinarias tan frecuentes en ese período.

4. Previene numerosas enfermedades: El agua tiene un papel fundamental en el mantenimiento del sistema linfático.

5. El agua se puede activar, energizar, dinamizar, oxigenar, ozonizar, ionizar, imantar y muchas otras posibilidades terapéuticas. Por ejemplo, el agua imantada es aquella que es sometida a la influencia del campo magnético de un imán. Colocando un imán debajo de un vaso de agua, se previene y ayuda a disolver cálculos renales y biliares. El agua magnetizada es eficaz en el tratamiento de acidez, acné, artritis, asma, úlcera y sinusitis.

6. Activa el metabolismo y ayuda a la pérdida de peso: El agua en ayunas estimula tu sistema digestivo y aumenta tu metabolismo a lo largo del día, además hace que te sientas más saciado y disminuye tu apetito.

7. Reduce el estrés: Estudios demuestran que una buena hidratación aumenta tus niveles de cortisol, y por consiguiente disminuye tus niveles de estrés.

8. Permite eliminar toxinas: El agua, sobre todo si es con un poco de limón, elimina toxinas e impurezas. El agua en ayunas, maximizará las funciones de tus enzimas y estimulará el hígado para una mejor desintoxicación.

9. Hidrata y da energía: Después de la noche, es muy probable que te despiertes deshidratado. Por tanto, una buena hidratación es lo más importante a primera hora de la mañana ya que aumenta la ratio a la que los músculos y las células son creados. Un cuerpo hidratado te proporciona un mayor flujo de oxígeno, lo que hará que empieces el día con más energía.

10. Beber agua en ayunas contribuye a prevenir o a disminuir los síntomas asociados a enfermedades como artritis, afecciones cardíacas, taquicardia, asma, bronquitis, trastornos renales, estreñimiento, síndrome premenstrual, dolor de cabeza y dolor del cuerpo en general, entre muchas otras.