Escucha esta nota aquí

Ya no son una medida de prevención opcional. Los barbijos hoy son implementos de uso obligatorio al salir a la calle y al ingresar a lugares en los que hay concentración de personas. Te protegen y a la vez protegen a los demás. 

El sitio web estadounidense Healthline, especializado en temas de salud publicó un reportaje acerca de los mejores tipos de barbijos para prevenir los contagios del Covid-19, desechando los simples pañuelos y dando ciertas pautas para los de tela de fabricación casera.

Hoy, que a cada paso se encuentran vendedores de barbijos, se deben tomar en cuenta estas recomendaciones para no dejarse seducir por los colores ni diseños.

“Si bien hay algunos estudios sobre la efectividad de los equipos de grado médico, no tenemos mucha información sobre los revestimientos de tela que son más accesibles en este momento, dada la necesidad de reservar suministros de grado médico para trabajadores de la salud ", declaró la profesional Siddhartha Verma, de la Facultad de Ingeniería e Informática de la Florida Atlantic University a Healthline.

La importancia de los barbijos

La doctora Teresa Amato, directora de medicina de emergencia geriátrica de Northwell Health, afirma que mientras los expertos se apresuran a comprender una pandemia que era prácticamente desconocida hace 6 meses, el uso de barbijos es obvio en términos de disminución de la transmisión.

“Si está infectado y usa una máscara, disminuirá la probabilidad de transmisión. Lo estás usando para proteger a las personas que te rodean y también lo estás usando para protegerte de conseguirlo. Es realmente importante enfatizar que más personas con máscaras disminuirán la transmisión en general", señaló al medio.

La profesional detalla que cuando se trata de mascarillas específicas, pueden ir desde un simple pañuelo doblado hasta barbijos de tela cosidos a mano y los de respirador N95.

"Las N95 necesitan ser ajustadas, y el usuario debe someterse a una prueba de ajuste para asegurarse de que esté allí de manera adecuada", dijo. “De lo contrario, usar uno no es muy útil", mencionó.

Verma y su equipo intentaron descubrir qué máscaras que no son N95 serían más efectivas y un resultado contundente es que los barbijos más simples ya sea un pañuelo o una de tela normal, eran prácticamente ineficaces.

"Me sorprendió ver cuánta fuga podría ocurrir a través de los pañuelos y las máscaras con múltiples pliegues de la tela de algodón", dijo.

Finalmente, Verma y sus colegas determinaron que las máscaras caseras más efectivas eran aquellas que estaban bien ajustadas con múltiples capas de tela acolchadaLas máscaras estilo cono también funcionaron bien.

"El algodón acolchado, con dos capas unidas, resultó ser el mejor en términos de capacidad de detención", dijo Verma. "Para minimizar las posibilidades de transmisión, es importante usar máscaras hechas de tela bien tejida de buena calidad, así como diseños de máscaras que proporcionen un buen sellado a lo largo de los bordes sin ser incómodos".

Finalmente aseguran que otra opción muy útil, para aquellos que pueden obtenerla, son simples máscaras quirúrgicas.

"Probablemente sean los más cómodos de usar. Son muy ligeros y ofrecen una buena protección", concluye Amato.