Escucha esta nota aquí

Más de una cuarta parte de las mujeres adultas y cuatro de cada diez hombres adultos en las Américas tienen hipertensión, y el diagnóstico, el tratamiento y el control son subóptimos, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS). La organización señala que solo unos pocos países muestran una tasa de control de la hipertensión de la población superior al 50%. Por ello, la OPS inició la Iniciativa Hearts en las Américas, que busca la reducción del riesgo de Enfermedades Cardio Vasculares (ECV). Esta iniciativa está siendo implementada en 22 países, entre ellos Bolivia.

El pasado 17 de mayo, como cada año, se celebró el Día Mundial de la Hipertensión. El Ministerio de Salud boliviano, a través de su titular, Jeyson Auza, hizo hincapié en la necesidad de trabajar en la prevención y el control de la hipertensión y en las consecuencias que esta trae porque, al ser una enfermedad silenciosa, en muchos casos los pacientes llegan a la consulta o a emergencias con enfermedades más graves, como problemas renales o accidentes cardiovasculares.

En Bolivia, 6.904 personas de cada 100 mil padecen de hipertensión arterial, de acuerdo con Daniel Palacios, responsable del Programa de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud. En el departamento, al menos el 18% de las personas entre 25 y 60 años son hipertensas, según una encuesta efectuada entre 2020 y 2022 por la OPS y citada por Angélica Fierro, del Programa departamental de Enfermedades no Transmisibles.

Rosa Castedo, presidenta de la Sociedad Cruceña de Cardiología, indica que no existe una única edad en la que la enfermedad pueda aparecer. Sin embargo, manifiesta, se hace más frecuente en mayores de 60 años.






Castedo explica que la tensión arterial es la presión con la cual se desliza la sangre, a través de las arterias y cuando esa presión se encuentra elevada (hipertensión) con cifras iguales o mayores a 140 de presión sistólica (cuando el corazón se contrae) y 90 de presión diastólica (cuando el corazón se relaja), la persona debe recurrir a un tratamiento, inicialmente no farmacológico (sin medicamentos) y, si con este no se lograra el control, recién se optaría por uno farmacológico.

Palacios sostiene que se considera una presión arterial normal, la sistólica de 120 milímetros de mercurio (mm Hg) y la diastólica, de 80 mm Hg.

Cuando no existe el control adecuado de la presión arterial se corre el riesgo de contraer otras enfermedades, coinciden Auza, Palacios, Castedo y Fierro, y que, según la OPS, pueden llevar a la muerte. Entre estos males se cuentan: infarto del miocardio, Accidentes Cerebrovasculares (ACV), conocidos como embolias, insuficiencia renal, obstrucción de arterias y afecciones oculares.

Por ello, Castedo recomienda que la población sana se controle la presión arterial, al menos una vez cada seis meses. Los representantes del sistema de salud público manifiestan que pueden hacerlo gratuitamente, en los centros de salud de primer nivel. De manera que, si el paciente es diagnosticado como hipertenso, pueda ser referido al segundo o tercer nivel, según lo precise.

Justamente, dentro de la iniciativa Hearts, esta semana el Ministerio de Salud entregó 70 balanzas con tallímetro, 70 tensiómetros, 180 Cardiocheck (medidor de glucosa, colesterol y glicéridos en la sangre), 70 tablets, 70 estetoscopios y balanzas de pie, para fortalecer el diagnóstico de esta enfermedad.

Por su parte, los pacientes diagnosticados como hipertensos, deberán ser más estrictos en sus controles, recomiendan los galenos.

Factores de riesgo

Existen factores de riesgos para que una persona desarrolle hipertensión. Los médicos consultados coinciden al nombrarlos: sobrepeso, sedentarismo, consumo de alcohol y tabaco, y de exceso de sal en los alimentos. Pero estos factores de riesgos son modificables, por lo que los primeros tratamientos, a los que hace referencia Castedo, consisten justamente en: promover una alimentación rica en verduras y vegetales, reducir el consumo de sodio (sal) en las comidas, evitar las carnes rojas, así como las procesadas o embutidas; reducir el consumo de tabaco y alcohol; realizar ejercicio físico, al menos de 30 minutos diarios, tres veces a la semana.

La presidenta de la Sociedad Cruceña de Cardiología manifiesta que alrededor del 80% de los pacientes hipertensos tienen la llamada hipertensión esencial, que es la que heredan por factores genéticos. Por ello recomienda que quienes tengan antecedentes familiares de esta enfermedad, se realicen los controles con mayor frecuencia. Lo mismo si la persona ya tiene enfermedades como diabetes, o ha tenido embolias o infartos.

Este 17 de mayo, esa organización desarrolló una campaña de concienciación del control de la presión arterial, que se llevó a cabo en el hospital San Juan de Dios. Castedo resalta la importancia de concienciar a la población de que quien nunca se ha medido la presión, lo haga, y que quien está diagnosticado como hipertenso, realice controles estrictos para mantener una vida sana.

Fierro, por su parte, alerta a la población joven, cuyos hábitos de vida pueden aumentar el riesgo de padecer de hipertensión, para realizarse los controles de presión.

Por otro lado, manifiesta que los pacientes diagnosticados como hipertensos, y que iniciaron un tratamiento con medicamentos, deben tomarlos de por vida y lamenta que alrededor del 50% lo abandone. En ese sentido señala que el sistema público solo da algunos medicamentos y, en algunos casos, el paciente debe tomar dos, es decir un tratamiento combinado, porque tiene resistencia a uno solo u obtiene una mejor reacción. Además, puede haber el caso de que se receten medicamentos de laboratorios determinados y el Estado solo compra los genéricos, por lo que el paciente debe cubrir sus propias recetas.

Se espera que la iniciativa Hearts, que está presente en el país desde 2021, ayude a mejorar ese aspecto, ya que uno de sus componentes está relacionado con el mejor acceso a medicamentos y tecnologías.

PARA SABER






APP hearts

Además del trabajo de la OPS en el uso de protocolos de medición correctos de la presión arterial, ha puesto a disposición del público una calculadora de riesgo cardiovascular. Esta app gratuita calcula el posible riesgo de infarto de miocardio, a 10 años.

Controles

Una persona sana debe medirse la presión al menos dos veces al año

 

Comentarios