Escucha esta nota aquí

Desde diciembre de 2020 estuvo disponible la vacuna contra el SARS-CoV-2 para adultos y en junio de este 2021 inició la inmunización a los adolescentes.

En Latinoamérica, Uruguay fue el primero en vacunar a menores entre 12 y 17 años con la Pfizer. Chile tiene una de las mayores coberturas de vacunación del mundo en menores de 6 años con la Sinovac. Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana también empezaron a vacunar a niños con comorbilidades a partir de los 12, entre junio y julio. Cuba se convirtió en el primer país del mundo en vacunar a niños a partir de los 2 años con su dosis Soberana 02.

En Argentina, en octubre de 2021 se inició la vacunación en niñas y niños de 3 a 11 años con la Sinopharm. En Bolivia, el 9 de diciembre empezó la inmunización en el grupo etario de 5 a 11 años, con la Sinopharm.

Si bien no ha pasado demasiado tiempo desde que se aplicaron vacunas a adolescentes y niños, ya se han hecho algunos estudios sobre los efectos.

Una de las investigaciones queda reflejada en el artículo Seguridad e inmunogenicidad de una vacuna Covid-19 inactivada, BBIBP-CorV en personas menores de 18 años, publicado en la revista científica The Lancet.

Explica sobre un ensayo de fase 1 y 2 aleatorizado, doble ciego, controlado, con los resultados del ensayo en niños y adolescentes de la vacuna de producción china Sinopharm. Se estratificó según grupo de edad (3-5, 6-12, 13-17 años), a recibir un esquema de tres dosis (0-28-56 días) en tres grupos de dosis (2-4-8 microgramos) comparados con un grupo control.

Se midió el título medio geométrico (TMG) de anticuerpos neutralizantes contra el virus, es decir aquellos anticuerpos que neutralizan el ingreso del virus a las células humanas.

Las menores respuestas de anticuerpos se encontraron en los niños de 3-5 años. Se encontró una tasa de seroconversión (aparición de anticuerpos) a los 28 días en todos los vacunados.

EFECTOS

Las reacciones colaterales en el estudio de fase 1 y 2 fueron en su mayoría de gravedad leve a moderada.

Entre los efectos locales, se reportó dolor en el sitio de inyección en el 4% entre 3 a 5 años de todos los grupos; 9,1% entre 6-12 años del grupo vacunado versus 1,2% del grupo de control; 7,4% entre13-17 años en todos los grupos. A partir de los 6 años, los que recibieron la vacuna informaron más dolor local que el grupo de control. En el grupo de 6-12 años, a mayor dosis, hubo mayor dolor.

En cuanto a reacción sistémica, la más frecuente fue tos, entre 8,7-10,7% en los grupos vacuna y control, de 3-5 años; entre 3,2-1,2%, de 6 a 12 años; y entre 2,4-1,2% en el grupo de 13 a 17 años). El estudio indica que un solo paciente presentó una reacción adversa de grado 3 (purpura alérgica) después de la segunda dosis de 2 microgramos.

La Sociedad Boliviana de Pediatría cita la experiencia argentina en la vacunación a menores. Rescata un informe del Ministerio de Argentina, del 18 de noviembre. En ese país se aplicaron 4,7 millones de dosis de las vacunas Pfizer, Moderna y Sinopharm 6.5 UI/4 μcg (0.5 ml) en una población de 3 a 17 años.

La Sinopharm fue la más administrada, con 1,9 millones de dosis y la que menos se expresó con Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (4.7/100 mil dosis aplicadas), los cuales se manifestaron solo con reacciones locales y síndrome pseudogripal.

Las contraindicaciones absolutas de la vacuna en menores tienen que ver con adolescentes y niños con antecedentes de anafilaxia (reacción alérgica grave a algún químico que se vuelve alérgeno).

También está contraindicada en menores con alergia previa a alguno de los componentes de la vacuna; con exacerbación de enfermedad crónica, que implique compromiso de gravedad del estado general, como por ejemplo el asma grave no controlado.

La contraindicación temporal se da cuando hay crisis alérgica aguda o episodio agudo de asma leve o moderado, ambos al momento de asistir a la vacunación.

Comentarios