Escucha esta nota aquí

Las campañas de vacunación en Estados Unidos y Europa recibieron este martes un revés. Autoridades sanitarias recomendaron suspender la administración de la vacuna contra el covid-19 de la compañía estadounidense Johnson & Johnson por "precaución" ante la posible relación entre el medicamento y la aparición de un tipo raro de coágulo sanguíneo.

La Casa Blanca salió al paso y dijo que esta suspensión no va a tener un "impacto significativo" en la campaña de inmunización, pero la compañía anunció que va a retrasar la entrega de dosis a Europa, el continente más golpeado por la pandemia, que superó el millón de muertes desde el inicio de la crisis sanitaria.

La vacunación se ha convertido en la única esperanza para poblaciones hartas de restricciones. India autorizó este martes el uso de la vacuna rusa Sputnik V, al día siguiente de que este país registrara 161.000 contagios, superando por séptima jornada consecutiva la barrera de los 100.000 nuevos casos diarios.

Pero la campaña estadounidense sufrió un contratiempo este martes. Los principales reguladores recomendaron que se detuviera "por precaución" el uso de la vacuna de Johnson & Johnson, la única validada de una sola dosis.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades están investigando seis casos reportados de un coágulo sanguíneo poco común en pacientes que recibieron esta vacuna.

Estados Unidos ha administrado ya más de 6,8 millones de dosis de Johnson & Johnson.

"Hasta que ese proceso esté completo, recomendamos esta pausa", tuiteó la FDA.

"Feliz"

Según recuentos de la AFP, en el mundo se han administrado más de 800 millones de dosis de vacunas contra el covid-19, mientras el número muertos a causa de la pandemia se acerca a los tres millones.

En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que la pandemia de covid-19 entró en una fase "crítica" con las infecciones disparándose pese a las restricciones y las campañas de vacunación.

India aprueba la Sputnik V 

India autorizó, de su lado, la utilización de la vacuna Sputnik V contra el covid-19 después de que el lunes superara por séptimo día consecutivo la barrera de los 100.000 nuevos casos diarios, lo que llevó al gobierno a decretar un toque de queda y a instaurar restricciones de movimiento.

La vacuna rusa es el tercera aprobada en India, junto con la de AstraZeneca y la Covaxin, de la firma india Bharat Biotech.

En Europa, el Gobierno de la Alemania acordó cambios en una ley nacional de control de infecciones, otorgando a Berlín más poder para imponer restricciones más duras.

Esas medidas incluyen el toque de queda de 21:00 a 05:00 y reglas más estrictas sobre reuniones privadas y deportes.

Comentarios