Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud, en la persona de Freddy Armijo, director nacional de Epidemiología, confirmó oficialmente el primer caso de hongo negro en Bolivia que se dio en un paciente de Oruro que requirió atención especializada en Cochabamba. 

"Recibimos los reportes del Sedes de Oruro, como del de Cochabamba, y más tarde ya se tuvo la evidencia de que fue confirmado el caso de mucormicosis en el ciudadano orureño que por razones de salud fue asistido médicamente en Cochabamba", expresó Armijo al programa Que no me pierda. 

Esta mañana el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba ya lo había confirmado. El afectado es un hombre de 43 años, que requirió atención dental y se sabe estuvo internado en terapia intensiva por Covid-19. El mismo habría requerido tratamiento con dexametasona, un corticoide que baja las defensas en el organismo, situación que es bien aprovechada por el hongo para causar una infección.

Esta noticia alarmó a la población boliviana y preocupa al Ministerio de Salud y Deportes debido a que su letalidad va del 40 al 80%, de acuerdo a las condiciones del paciente, según los estudios científicos.

En la India se categorizó a esta enfermedad como epidemia, porque en los últimos tres meses se detectaron más de 14 mil casos y por lo menos 4 mil personas llegaron a perder la vida

El paciente actualmente está recibiendo el tratamiento oportuno y los médicos de Cochabamba informaron que está estable.

El hongo negro no es contagioso, como el coronavirus, que es una enfermedad viral. Sin embargo, aprovecha que el Covid-19 baja las defensas del cuerpo para entrar al organismo humano para reproducirse.

El infectólogo Juan Saavedra explica que debido a su omnipresencia, todos los días ingresa la mucormicosis a nuestro organismo por nuestras vías respiratorios, pero que las personas no llegan a desarrollar una infección grave debido a que nuestras defensas nos protegen combatiéndolas.





Comentarios