Escucha esta nota aquí

La nueva y preocupante variante de coronavirus descubierta en Reino Unido fue detectada por primera vez en Estados Unidos y en Latinoamérica, región que a su vez superó el martes las 500.000 muertes por la pandemia. La cepa descubierta en Reino Unido llevó a este país europeo a un nuevo récord diario de casos de coronavirus y a Sudáfrica a imponer una serie de nuevas medidas, en medio de los temores en todo el mundo de que las festividades de fin de año provoquen nuevos picos de infecciones.

En tanto, el estado de Colorado registró lo que se cree que es el primer caso de esta variante en Estados Unidos, el país que ha sufrido el mayor número de muertos por una pandemia que deja más de 1,78 millones de fallecidos en el mundo.

El gobernador de ese estado, Jared Polis, dijo que un hombre de unos 20 años residente el condado de Elbert, cerca de Denver, estaba infectado con la variante conocida como B.1.1.7 y se encuentra aislado.

Las hospitalizaciones por Covid-19 han vuelto a su punto más alto en Estados Unidos y estaban en más de 121.000 el lunes. Los trabajadores de la salud esperan desesperadamente ser vacunados.

Mientras se difunden teorías conspirativas en internet, una nueva encuesta realizada por Ipsos Global Advisor mostró que solo cuatro de cada 10 personas en Francia quieren vacunarse, una cifra que es apenas más alta en Rusia y Sudáfrica.

Récord en Reino Unido 

El Gobierno británico está bajo presión para endurecer las restricciones, al haberse anunciado 53.135 nuevas infecciones en 24 horas, un récord.

La nueva cepa ultracontagiosa del virus se está extendiendo a gran velocidad por Londres, el este y el sur de Inglaterra, sometiendo a los hospitales a una presión sin precedentes. Algunos centros ya no pueden acoger los enfermos por falta de camas disponibles.

Samantha Batt-Rawden, especialista en cuidados intensivos y presidenta de la Doctor’s Association, dijo que el personal médico estaba en un “punto de ruptura” y “se está enfermando en masa con la nueva cepa”, tuiteó.

El Gobierno británico prepara más restricciones. El francés se resiste, por el momento, a decretar un nuevo confinamiento, a pesar de que la situación se degrada en varias regiones. En su lugar, el ministro de Sanidad, Olivier Veran, anunció que parte del país comenzará el 2021 con un toque de queda aún más largo que el que está vigente. Estas medidas se aplicarán a partir del 2 de enero”, anunció el ministro en televisión, en horario de máxima audiencia.

La nueva cepa del coronavirus ya estaba presente en el norte de Alemania desde noviembre, cuando fue identificada en un paciente, indicaron el martes las autoridades sanitarias del país. Los científicos “pudieron secuenciar la variante del virus B1.1.7 en una persona infectada en noviembre de este año”, afirmó el Ministerio de Salud de Baja Sajonia (Norte), a la AFP.

Más casos

En Sudáfrica, que ha registrado más de 300 casos de la nueva variante del virus y es la primera nación africana en alcanzar un millón de casos, el gobierno prohibió la venta de alcohol e hizo obligatorio el uso de mascarillas en público.

“Hemos bajado la guardia y, lamentablemente, ahora estamos pagando el precio”, dijo el presidente Cyril Ramaphosa, culpando a la nueva cepa y a una “extrema falta de vigilancia durante el período de vacaciones” por el aumento de los contagios.

Nueva cepa en Chile

Chile, en tanto, se convirtió en el primer país latinoamericano en detectar la nueva cepa en una mujer que regresó al país desde Madrid luego de viajar también a Londres y Dubai. Una mujer chilena que estuvo en Londres trajo a Chile la nueva cepa del coronavirus que circula en Gran Bretaña, informó la subsecretaria de Salud, Paula Daza.

La autoridad precisó que la mujer estuvo en Gran Bretaña y llegó a Chile en un vuelo de la aerolínea comercial Iberia procedente de Madrid el 21 de diciembre. Al día siguiente abordó una aerolínea local y viajó a Temuco, 700 kilómetros al sur de Santiago.

La mujer, cuya identidad no fue informada, fue internada en un hospital de su comuna, al igual que sus contactos estrechos. Las autoridades sanitarias respondieron anunciando que a partir del 31 de diciembre todos quienes lleguen a Chile deberán pasar 10 días en cuarentena.

También Emiratos Árabes Unidos e India, el segundo país en número de casos en el mundo, registraron contagios por la nueva cepa.

Comentarios