Escucha esta nota aquí

En la etapa inicial del colegio la mayoría de los niños están listos para comenzar a aprender. Los primeros años se centran en el aprendizaje de lo básico, a medida que van creciendo el enfoque se vuelve más complejo. La capacidad para prestar atención es importante para el éxito tanto en la escuela como en la casa. Un niño de 6 años de edad debe ser capaz de concentrarse en una tarea durante al menos 15 minutos, para los 9 años, un niño ya debe estar en capacidad de centrar la atención durante una hora aproximadamente.

Los padres, constantemente preocupados por el buen desempeño escolar de sus hijos deben tener en cuenta que el mismo va muy ligado a la alimentación, deporte y amor al niño. El retraso en el desarrollo por ejemplo del lenguaje puede deberse a problemas auditivos o de memoria. Los niños que no son capaces de expresarse bien pueden ser más propensos a tener comportamientos agresivos o rabietas injustificadas, además hay que saber identificar a niños que puedan estar atravesando por trastornos con déficit de atención e hiperactividad.

A los niños diagnosticados con trastorno de déficit de atención e hiperactividad es muy importante que su dieta sea rica en Omega 3 o suplementarse con Omega 3. El suplemento con ácidos grasos Omega-3 puede ser una estrategia eficaz de potenciación para el tratamiento del trastorno indicado, disminuyendo los síntomas y mejorando el rendimiento.

Hoy en día la población en general debe incluir en su dieta diaria alimentos que le puedan aportar con Omega 3, por ejemplo es importante incluir más pescado en la alimentación así como cereales, frutos secos y aceites vegetales que contengan el Omega 3 para que el organismo pueda recibir éste importante nutriente que le beneficia al sistema nervioso mejorando la memoria y su aprendizaje, también se puede incluir el suplemento de Omega 3 para fortalecer aún más.

El Omega 3 es un ácido graso muy importante en el desarrollo neurológico de los niños y su función visual. El organismo no puede producir Omega 3 por sí solo y lo tiene que conseguir de alimentos como el salmón, trucha, caballa, mariscos y algunos frutos secos y aceites vegetales.

El Omega 3 del pescado es una fuente de 2 tipos de ácidos grasos que son el DHA y el EPA que son muy importantes a nivel cerebral y circulatorio.

El DHA del Omega 3 forma parte de las membranas de las células del organismo en las uniones entre las neuronas (células cerebrales) y en las células fotorreceptoras que se encuentran en el ojo. Por lo que es muy útil en el desarrollo cognitivo del niño especialmente en el aprendizaje y la memoria. Por ésta razón se aconseja consumir Omega 3 a niños en edad escolar para un mejor rendimiento.

Laboratorios Terbol tiene una gama de vitaminas muy importantes para el crecimiento y desarrollo de los niños, siendo el Gumys Omega 3 el ideal para empezar la etapa escolar.

Gumys Omega 3 viene en forma de pescaditos azucarados, una forma divertida y deliciosa de vitaminizarse, para que el niño pueda cumplir con su requerimiento diario de éste ácido graso tan importante.

Comentarios