Escucha esta nota aquí

Por Medscape

Las complicaciones cardiovasculares son poco frecuentes en la población pediátrica y adulta joven después del covid-19 o la infección por SARS-CoV-2, según una nueva declaración científica de la American Heart Association (AHA). Sin embargo, señala que la infección puede causar algunos casos en la población pediátrica y adulta joven arritmias, miocarditis, pericarditis o síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C), una nueva afección identificada durante la pandemia.

La declaración detalla lo que se ha aprendido sobre cómo tratar, manejar y prevenir las complicaciones cardiovasculares asociadas con el covid -19 en la población pediátrica y adulta joven, y sugiere que se realice más investigación, incluidos estudios que sigan los efectos cardiovasculares a corto y largo plazo.

El análisis de las últimas investigaciones indica que la población pediátrica generalmente tiene síntomas leves de la infección por SARS-CoV-2. En Estados Unidos, al 24 de febrero de 2022, los menores de 18 años representaron 17,6% del total de casos de covid y alrededor de 0,1% de las muertes por el virus, indicó el informe.

Además, los adultos jóvenes, de 18 a 29 años, han representado 21,3% de los casos y 0,8% de las muertes por covid -19.

En cuanto a las complicaciones cardiovasculares de covid-19 en la población pediátrica, las arritmias han incluido la taquicardia ventricular y la taquicardia auricular, así como el bloqueo auriculoventricular de primer grado.

En una gran serie retrospectiva de casos pediátricos de muertes asociadas con SARS-CoV-2 en personas menores de 21 años, la mediana de edad al momento de la muerte fue de 17 años, 63% eran hombres, 28% eran negros y 46% eran hispanos. De los que fallecieron, 86% tenían una condición comórbida, con la obesidad (42%) y el asma (29%) como las más frecuentes.

Pero el informe concluyó que: “Aunque la población pediátrica con comorbilidades tiene un mayor riesgo de infección sintomática por SARS-CoV-2 en comparación con la población pediátrica sana, las complicaciones cardiovasculares, la enfermedad grave y la muerte son poco frecuentes”.

Los autores de la declaración explicaron que los niños y algunos adultos jóvenes pueden desarrollar síndrome inflamatorio multisistémico, un síndrome inflamatorio relativamente raro pero grave, que generalmente ocurre de dos a seis semanas después de la infección con SARS-CoV-2 y que puede afectar el corazón y múltiples sistemas de órganos. Hasta 50% de los niños con síndrome inflamatorio multisistémico tenían afectación del miocardio. 

Afortunadamente, el desenlace de síndrome inflamatorio multisistémico es muy bueno, con resolución de la inflamación y anomalías cardiovasculares de una a cuatro semanas después del diagnóstico, indicó el informe. La muerte por síndrome inflamatorio multisistémico es rara, con una tasa de mortalidad de 1,4% a 1,9%.

Vacunación anticovid

La declaración señaló que las vacunas pueden evitar que los pacientes desarrollen covid-19 y disminuyen el riesgo de presentar síndrome inflamatorio multisistémico en 91%, entre la población pediátrica de 12 a 18 años de edad. 

Sobre la miocarditis asociada a la vacuna, concluyó que los beneficios de recibir las vacunas superan los riesgos. Por ejemplo, por cada millón de dosis de las vacunas de ARN mensajero contra el covid-19 en hombres de 12 a 29 años (el grupo de mayor riesgo de miocarditis asociada a la vacuna), se estima que 11.000 casos de covid-19, 560 hospitalizaciones y seis muertes podrían prevenirse, mientras que se esperarían de 39 a 47 casos de miocarditis.

La declaración indicó que se requiere más investigación para comprender mejor los mecanismos y los abordajes óptimos de tratamiento para la infección por SARS-CoV-2, la miocarditis asociada a la vacuna, los desenlaces a largo plazo de COVID-19 y síndrome inflamatorio multisistémico, y el impacto de estas diversas afecciones del corazón en niños y adultos jóvenes.

“Aunque se ha aprendido mucho sobre cómo el virus afecta los corazones de los niños y adultos jóvenes, se necesitan ensayos de investigación clínica continuos para comprender mejor los impactos cardiovasculares a largo plazo”, finalizó la Dra. Jone. “Debemos trabajar para garantizar que todos los niños reciban el mismo acceso a la vacunación y atención de alta calidad.

Para saber

Población. las vacunas reducen el riego del síndrome inflamatorio multisistémico en 91% en gente de entre 12 y 18

Pocos casos. La muerte por síndrome inflamatorio multisistémico es rara

Casos. En el primer año de pandemia hubo más de 2.600 casos de síndrome inflamatorio

Comentarios