Escucha esta nota aquí

Huáscar Antezana, quien ejerce la presidencia de San José con el aval de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), está dispuesto a dejar su cargo si es que aparece un directivo que tenga el suficiente dinero para devolverle el que invirtió en el club santo y que, además, se haga cargo de la deuda con los jugadores del plantel.

“Dejaré el club a alguien que tenga más plata que yo, a quien venga con 600 mil dólares, uno o dos millones para que vaya solucionando los problemas poco a poco”, declaró el lunes Antezana a Página Siete.

El directivo estimó que la deuda total de San José se aproxima los cinco millones de dólares, por lo que considera que nadie se animará a afrontar esta complicada responsabilidad.

 “Lastimosamente no hay gente seria que se acerque al club, solo hay gente que quiere venir con 50.000 o 10.000 dólares, pensando que ése es el problema”, dijo al programa radial Futbolmanía.

Sobre el dinero que habría invertido desde que asumió la presidencia del club orureño, indicó que  supera los 300 mil dólares.

“Solo el arreglo de (Julio César) Uribe llega a los 140 mil. Pagamos salarios a los administrativos y planillas que se cancelaron”, informó Antezana.

Contó que en marzo de  este año quiso entregar el club al Tribunal de Honor, cuando, según el dirigente, había gastado 85.000 dólares. “Les pedí un pagaré, pero todos se miraron las caras y no respondieron”, dijo.

Comentarios