Escucha esta nota aquí

Los problemas de San José se profundizan y hasta el momento nadie aparece para dar una solución. Luego del partido del pasado lunes ante Blooming, en la capital cruceña, los jugadores del plantel que dirige Marco Ferrufino debieron pagar su alimentación ante la falta de un representante del club lo haga.

Al llegar a Oruro, los jugadores más experimentados denunciaron este último hecho y lamentaron que un plantel de futbolistas profesionales reciba tan mal trato de sus dirigentes.

Es el caso del volante Kevin Fernández, del atacante Boris Condori y del arquero Osbaldo Nova, quienes al igual que sus compañeros sufren en carne propia el desamparo del club, ahora presidido por Patricia Flores.

Condori informó que se le debe a casi toda la plantilla siete meses de salarios, lo que les dificulta trabajar con normalidad.

 Como se sienten librados a su suerte y ante la falta de respuesta de Flores y su directorio, los jugadores anunciaron que pedirán a la hinchada que asista  este sábado al estadio Jesús Bermúdez para apoyarlos en el partido contra Bolívar por la fecha 7 del campeonato. El objetivo es que se registre una buena recaudación para distribuirla entre el plantel.

Al respecto también se pronunció Silvio Fontana, uno de los miembros de la plancha que se postula para las elecciones en San José el próximo 15 de mayo. Fontana dijo que apoyará económicamente a los jugadores para paliar sus necesidades pero aclaró que no puede invertir en el club mientras no se desarrollen las elecciones y el comité electoral de la FBF posesione a la nueva directiva.

David Paniagua, secretario general de Fabol, explicó que como gremio no pueden ayudar a sus afiliados debido a que éstos no se animan a oficializar una demanda colectiva. “No lo hacen porque eso significaría la desaparición de San José por las cuantiosas deudas que tiene”, dijo el dirigente gremial

Comentarios