Escucha esta nota aquí

Una lamentable escena se observó después de que el árbitro suspendiera este miércoles, en Oruro, el partido entre San José y Palmaflor por decisión de jugadores ambos equipos en respaldo a su agremiación sindical y en defensa de sus demandas.​

El vicepresidente de San José, Marcelo Soruco, ingresó a la cancha para persuadir a sus jugadores  para que disputen el encuentro. Les dijo que salven al club, que atraviesa un duro momento y que respondan al llamado de los hinchas que pagaron su entrada para ingresar al estadio Jesús Bermúdez.

Soruco criticó la actitud de la dirigencia de Palmaflor que se había comprometido a presentar su equipo, lo que no ocurrió.

El más vehemente fue el DT de San José, Thiago Leitao,  quien les exigió a sus futbolistas que jueguen y no lo hagan caso a Fabol, que de acuerdo a su declaración solo se preocupa de clubes como Bolívar y Oriente Petrolero.

“¿Dónde está ahora ese c.... de Paniagua (secretario general de Fabol) para defenderlos. Acaso está acá para poner la cara?”, preguntó el brasileño.

Carlos Durán, delegado de Palmaflor, sostuvo que en ningún momento hubo acuerdo con la dirigencia de San José y lamentó que el plantel profesional cochabambino se negara a jugar.

Comentarios