Escucha esta nota aquí

Una gran cantidad de hinchas de San José fueron protagonistas este viernes por la mañana, en Oruro, de una marcha de protesta contra Huáscar Antezana, que oficia de presidente del club.

En la oportunidad, los simpatizantes del equipo orureño pidieron que Antezana se aleje por la crisis institucional y las cuantiosas deudas a jugadores, para que se pueda elegir un nuevo directorio.

La marcha, que contó con aproximadamente un millar de personas, partió del Parque de la Unión y terminó en la plaza principal, donde también funciona la casa de la Gobernación y la Alcaldía.

En principio se creía que el acto concluiría en el centro de la ciudad, pero después una turba se dirigió a la secretaría del club, ubicada entre las calles 6 de Octubre y Caro de la capital orureña, donde intentaron ingresar forcejeando las puertas y ventanas. Tuvo que intervenir la policía para calmar la reacción de los hinchas, que a gritos pedían elecciones y que Antezana abandone la presidencia.

El panorama que se vive en San José es complicado y se agudizó con la renuncia de Wilson Martínez, a quien culpan de los aproximadamente 4 millones de dólares que debe la entidad por impagos de sueldos a los jugadores actuales y a los que militaron en temporadas pasadas.

El club afronta demandas ante tribunales de la  FBF y de la FIFA. Es el caso de los jugadores Javier Sanguinetti, Carlos Saucedo, el arquero Carlos Lampe y de los entrenadores Miguel Ponce y Omar Asad.

A esto se suma el medio millón de dólares que se adeuda como premio al plantel que logró el título de la temporada 2018 y que disputó la Copa Libertadores en 2019.

A la actual plantilla, según la información de los propios jugadores, se le debe sueldos del año pasado, más los de enero, febrero, mayo, junio, julio y agosto de 2020. Solo los meses de marzo y abril fueron cancelados con los recursos económicos que la Conmebol desembolsó para ayudar en esta etapa de la pandemia a los clubes de sus federaciones afiliadas.

Por otro lado, el jueves pasado se conoció que el Tribunal de Honor del club, conformado por Luis Cossío Alanez (presidente), Serapio Humérez Camacho (vicepresidente) y David Rivero Blancourt (secretario general) determinaron  revocar del cargo a Huáscar Antezana Sipe, con el argumento de que su mandato es ilegal.

La resolución fue enviada a Robert Blanco, presidente de la FBF, explicando que el club quedaba en manos de este Tribunal hasta que se realicen las elecciones.