Escucha esta nota aquí

Ernesto Aranibar, presidente del tribunal de honor del club San José, anunció este domingo que el equipo orureño ya no se presentará a jugar las restantes nueve fechas del campeonato de la División Profesional.​

Aranibar, quien junto a sus colaboradores del tribunal se hicieron cargo del club  tras la renuncia del directorio que presidió Sebastián Flores, informó que ya no pueden seguir adelante por la falta de recursos económicos, lo cual llevó a que licencien a los jugadores de la plantilla y a convocar para el miércoles próximo a una asamblea general con el fin de anunciar esta decisión y comenzar con la refundación del club.

“El club necesita reconstruirse institucionalmente. Ya  no podemos seguir así. La posición del tribunal de honor es que San José deje de jugar el campeonato. El sábado fue su último partido (perdió en casa ante Blooming por 1-2). Consideramos que no contamos con recursos económicos y ante la falta de apoyo de las autoridades y de las empresas, de los hinchas y socios no podemos continuar”, dijo Aranibar quien contó que el partido contra Blooming les dejó un déficit de 10 mil bolivianos, que debió salir del bolsillo de los miembros del tribunal para cubrir ese monto.

Aranibar explicó que iniciaron gestiones para comunicar oficialmente esta medida a la Federación Boliviana de Fútbol, pues entienden que si bien ya no tendrán equipo en el torneo igual asumirán la responsabilidad de pagar deudas pendientes.

 “Hicimos todo lo que pudimos. Continuaremos con nuestras responsabilidades iniciando acciones legales para empezar a limpiar la casa.  Hay gente que hizo mucho daño al club. Las medidas jurídicas que asumiremos contra ellos no las podemos dejar de lado”, sostuvo.

San José deja el campeonato luego de disputar 21 fechas, de las cuales solo sumó un punto. El resto fueron derrotas. Además, por fallos del Tribunal de Resolución de Disputa, ante demandas de jugadores por deudas, se le quitó 12 puntos y quedó virtualmente condenado al descenso directo en esta temporada.

“No podemos seguir improvisando. Desde Martínez (Wilson) hay un caos profundo que los directivas posteriores no han podido solucionar porque se trata de deudas a jugadores, que han sido cómplices de directivos que inflaron esos montos. Lamentablemente, no tenemos elementos de respaldo para probar esto. Lo triste es que nos siguen cobrando, tomando en cuenta que no contamos con recursos económicos ni para cubrir la actual plantilla”, expresó Martínez.

Comentarios