Escucha esta nota aquí

Aparte de la fecha de inicio del torneo Apertura de la División Profesional, la situación de San José es la más preocupante de todos los clubes debido a la crisis financiera que atraviesa y las consecuencias en la conformación del plantel que actualmente cuenta con 14 integrantes. Si bien ya tiene una directiva estable, tras cambio y recambio presidencial, lo que desespera al cuerpo técnico es que no se puede habilitar más jugadores (por una sanción de la FIFA), aparte de los siete que tienen contratos vigentes y de los siete juveniles que están trabajando a órdenes del nuevo entrenador Thiago Leitao.

Los más de 5 millones de dólares de deudas de la institución, según los cálculos de los propios dirigentes, incluyen no menos de 15 demandas que exjugadores y exdirectores técnicos han interpuesto ante el Tribunal de Resolución de Disputas, de acuerdo a los datos que maneja Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol).

Incluso esas demandas ya tienen fallos del TRD y algunos casos hasta de la FIFA, por tanto lo que falta es que San José pague a esos jugadores y directores técnicos porque de no hacerlo el club agravará su situación tanto institucional como deportiva. En esto último, el propio Leitao ha reconocido que con lo que cuenta no alcanza para una competición profesional.

Comentarios