Escucha esta nota aquí

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) será conminada a entregar toda la documentación que le pidió San José sobre pignoraciones desde 2016 y, además, de entregar 392 mil dólares que le retuvo desde comienzo de año por derechos de televisión una vez el club solucione su deuda de 10 millones de bolivianos con el fisco de Oruro.

La orden parte del Tribunal Constitucional de Oruro, cuyo juez de la sala segunda de esta repartición de justicia falló a favor de la entidad santa, que el viernes pasado interpuso un amparo constitucional contra el máximo ente del balompié nacional.

José Sánchez, ex presidente de San José y miembro de la comisión que ha sido encomendada por la asamblea de socios del club orureño para negociar con la FBF, informó que este miércoles fue la audiencia con el Tribunal Constitucional de la cual no estuvo presente ningún representante de la FBF.

Sánchez dijo que este fallo permitirá que San José intente solucionar su crisis institucional y deportiva, agudizada por una deuda de aproximadamente 5 millones de dólares.

Explicó que la resolución también implica que la FBF ya no retendrá recursos del representativo santo y que ante todo debe respetar la medida del Tribunal.

“La FBF no es el Vaticano porque la constitución está por encima de toda normativa deportiva”, dijo Sánchez, quien comunicó que el siguiente paso será resolver en el plano deportivo los puntos que la Federación le descontó en el campeonato por medio del Tribunal Superior de Apelación, que a su criterio, es ilegal.

“No le tememos a la desafiliación, pero adelantamos que todo Oruro está pendiente de lo que pasa en torno a su club. No dejaremos que nos pisoteen”, expresó.

También informó que mientras no se concrete el desembolso de los recursos que debe entregar la FBF el plantel profesional no volverá a los entrenamientos, ya que el objetivo es contar con recursos económicos para pagar sueldos atrasados.

Comentarios