Escucha esta nota aquí

El jefe del Departamento Municipal de Control y Fiscalización de Tráfico, Alan Ayala indicó que un total de 50 conductores fueron encontrados infringiendo las medidas de bioseguridad. Por ello, se los notificó para que realicen, por ocho horas, trabajos comunitarios. 

Se les asigna la función de educadores viales, entre sus tareas deben colocar el letrero de "infractor" a los vehículos mal estacionados y ayudar al personal de Tráfico. 

Desde la jornada de ayer en distintas zonas estos conductores de micros realizan esta tarea, portando un chaleco naranja en el que se lee "infractor". Ayer algunos recorrieron la avenida Irala acompañados por funcionarios municipales. Hoy, pasado el mediodía, otro grupo, replicó la acción alrededor de la exterminal de buses. 

Ayala detalló que las faltas más frecuentes que cometen los conductores son llevar pasajeros sin barbijo o de pie. Agregó que, los otros 25 infractores que fueron notificados deben apersonarse a la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana en las siguientes 24 horas para que se programe el cumplimiento de su trabajo comunitario, caso contrario se notificará a la línea de micros a la que pertenecen. 

Ayala remarcó que cada día tendrán personal desplazado en distintas zonas de la ciudad para los controles. 

El ejecutivo del Sindicato de Micros Santa Cruz, Mario Guerrero indicó que están de acuerdo con el trabajo comunitario siempre que la ley se aplique para todos los sectores. Agregó que en muchas ocasiones un pasajero sube con barbijo, pero en el transcurso de la ruta se lo retira y solo el chofer es sancionado. 

Desde el 28 de este mes está vigente un nuevo reglamento de la Ley Municipal de Uso de Barbijo. En este se establecen sanciones económicas y trabajo comunitario para los que no usen barbijo en ambientes cerrados.





Comentarios