Escucha esta nota aquí

A más de un año del hecho, los familiares de Cielo Condori Martínez (víctima de feminicidio), lograron que Cely Antonio Aguilar Peña reciba 30 años de cárcel en Palmasola, sin derecho indulto. Pese a que la fiscal asignada al caso, Alejandra Ávalos, demostró los elementos que probaban la autoridad del acusado, este no quiso someterse a un procedimiento abreviado y su condena se dio esta jornada en un juicio oral.

De acuerdo a las investigaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Cielo fue asesinado el 21 de febrero de 2020, durante el feriado de carnaval, en el interior de su vivienda del barrio San Agustín, ubicado en el Plan 3.000. La mujer habría sido encerrada en un cuarto y golpeada por Antonio hasta que perdió la vida.

“El hombre encerró a la mujer para golpearla con una manopla que se puso en su mano, luego intentó estrangularla, porque en el examen forense se supo que tenía marcas en el cuello. Sin embargo, lo que acabó con la vida de Cielo fue un golpe que recibió en la cabeza, con un martillo”, explicó la abogada, Jéssica Echeverría, quien llevó adelante este proceso en defensa de la víctima.

Los vecinos de la zona escucharon a la víctima gritar y pedir ayuda el día del crimen, pero evitaron averiguar más del caso creyendo que solo se trataba un hecho de riñas y peleas entre la pareja. “Los vecinos no querían ni declarar, porque tenían miedo al acusado, que es una persona agresiva”, detalló Echeverría.

Tras el crimen, Antonio bañó a Cielo, con quien vivió tres meses, luego lavó las sabanas y el piso de su casa, para desaparecer los rastros de sangre y cualquier otro elemento que lo inculpen. Luego llamó a la familia de la víctima y les comunicó que esta había fallecido por intoxicación luego de consumir bebidas alcohólicas en los días de carnaval.

Sin embargo, la autopsia develó que la mujer de 39 años fue asesinada luego de ser golpeada brutalmente, pues tenía hematomas en varias partes del cuerpo, incluso se halló marcas de agresión de data antigua, es decir antes del día del crimen.

Es así, que el 26 de febrero del año pasado, un juez de instrucción penal determinó la reclusión preventiva en Palmasola para Cely Antonio Aguilar Peña. Este viernes, los jueces del Tribunal Sexto de Sentencia, Ana Cañizares, Sandra Villafuerte y Emerson Figueroa, determinaron la condena de 30 años, sin derecho a indulto, en Palmasola para el acusado.

La abogada Jéssica Echeverría se mostró satisfecha tras la sentencia del acusado, pero pidió a los Tribunales de Justicia acelerar los procesos en contra de los acusados de feminicidio, para poder dar tranquilidad a los familiares de las víctimas y evitar la dilatación de los casos.

Comentarios