Escucha esta nota aquí

Como un pedido casi de suplica se pueden entender las palabras del director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, que instó a la población a tomar conciencia de los riesgos a los que se expone si no cumple con las medidas de bioseguridad para contener el embate del Covid-19, el virus que amenaza con colapsar el sistema de salud departamental. "La velocidad del contagio no se detiene", advirtió.

Este miércoles se reportaron 370 nuevos contagios de esta enfermedad que ha causado el deceso de 243 personas (hoy se dieron 12) desde que se dio el primer caso en marzo pasado. El número total de enfermos a la fecha es de 9.594 entre los que se incluyen a menores de edad.

Al momento de brindar el informe, Ríos mencionó a las instituciones que luchan "incluso sin recursos", como es el caso de algunas alcaldías municipales, contra esta pandemia y pidió a la ciudadanía, con "el alma y el corazón", que entienda que "no necesitamos más contagios" y que "si seguimos así, no conseguiremos un buen fin".

La autoridad sanitaria es consciente de que "en algún momento dado todos vamos a enfermar, pero por favor, que sea cuando el sistema pueda responder adecuadamente" por lo que se están haciendo los esfuerzos para aumentar la capacidad de atención y respuesta en los próximos días, "pero no sentimos el apoyo de la población que (no) está entendiendo de que esta situación debe estar equilibrada, la cantidad de contagiados no puede superar a la cantidad de capacidad de los establecimientos de salud", sentenció.

Santa Cruz, con 9.594 casos, es actualmente el departamento más golpeado por el coronavirus en Bolivia que está próximo a los 15.000 enfermos reportados por el Ministerio de Salud. 

Medidas a aplicar

Se ha reiterado en múltiples ocasiones que dentro de las medidas para minimizar el riesgo de contagio está el lavado continuo de manos, distancia social de 1,5 metros entre personas, descontaminación al ingreso al domicilio y el uso de barbijo cuando se está en lugares concurridos.