Escucha esta nota aquí

La Alcaldía de Santa Cruz, a través de sus diferentes secretarías, realizó diferentes controles durante el feriado por Viernes Santo y cerró 40 boliches que atendían fuera de la norma establecida. Además, se decomisaron 40 kilos de carne de pescado en mal estado.

El jefe de Fiscalización y Expendio de bebidas alcohólicas del municipio cruceño, Daniel Moros, explicó que los locales clausurados, entre bares, boliches y restaurantes, se encontraban incumpliendo el horario de atención permitido durante Semana Santa, en el decreto municipal.

Por su parte, la directora de Centros de Abastecimiento Minoristas, Sonia Rueda, informó que se secuestraron 40 kilos de pescado que estaban siendo vendidos en mal estado en la zona del 4to anillo y avenida Virgen de Cotoca.

Además, durante los controles se registraron varios asentamientos ilegales en espacios públicos de vehículos en los que algunas personas buscaban comercializar la carne de pescado; sin embargo, fueron notificados y retirados por los funcionarios municipales.

La directora de los Centros de Abastecimiento indicó que los comerciantes cumplieron con las normas de bioseguridad para evitar el contagio y propagación del Covid-19, pero lamentó que los compradores no hayan respetado el distanciamiento social, pese a las recomendaciones.

“Se les pidió por favor que eviten la aglomeración, pero no respetaron el distanciamiento en su afán de comprar pescado”, dijo Sonia Rueda.

Comentarios