Escucha esta nota aquí

Los incendios forestales en diferentes partes del país están dejando sentir sus efectos en las comunidades de las zonas donde las llamas no pueden ser controladas. Este martes, el ministro de Defensa, Fernando López, en conferencia de prensa en Santa Cruz detalló que son 600 las familias afectadas por los siniestros en Camiri (Santa Cruz) y Macharetí (Chuquisaca). También dijo que  se evaluará si con dos departamentos afectados por los siniestros es propicio declarar desastre nacional.

Además, informó sobre la conformación de un Centro de Incidencia, tras la reunión que sostuvo junto a la ministra María Elva Pinkert, el subgobernador, el alcalde y los pobladores de Macharetí para unir fuerzas y combatir mas eficazmente los incendios. 

"No tenían un Centro de Incidencia, éste que fue organizado quedó al mando del comandante de la Cuarta División. Ya se ha despachado forrajes y víveres para abastecer a esos lugares afectados", dijo López desde el aeropuerto El Trompillo.

El ministro de Defensa resaltó que la comunidad estaba realizando todos sus esfuerzos para mitigar el fuego; sin embargo, eso no alcanza, pero se valora. "Necesitan la presencia del Estado porque Chuquisaca se ha declarado en desastre por la sequía y por los incendios", recalcó. 

Por otra parte, López ha coordinado con la ministra de Salud, Eidy Roca, para que a estas zonas afectadas por los incendios se les hagan llegar colirios y otros medicamentos además de oxígeno y brigadas médicas a la brevedad posible. 

"600 familias en el chaco chuquisaqueño necesitan el apoyo y solidaridad de Bolivia", dijo el ministro López a tiempo de demandar apoyo de otros departamentos del país.

También se está dando apoyo a los bomberos voluntarios de Tarija y Cochabamba mientras se ha incrementado la cantidad de efectivos del Ejército para la lucha contra el fuego.

De acuerdo a López, la afectación de estos incendios es a más de 6.000 hectáreas, a las cuales se podría llegar con  helicópteros si las condiciones del ambiente lo permiten. Este miércoles se hará un sobrevuelo para evaluar la mejor toma de decisiones. 

Por su parte, la ministra Pinkert pidió a la población que denuncie a las personas que incumplan la nueva medida de la ABT, que prohíbe el chaqueo, tomando en cuenta que hay muchos incendios (50 en Santa Cruz) y las condiciones climáticas son muy adversas.

De acuerdo a la ABT, a escala nacional los incendios forestales han afectado más de un millón de hectáreas .