Escucha esta nota aquí

La pandemia de coronavirus paralizó algunos servicios, entre estos el de trasplante renal, por lo que ahora hay 70 personas en lista de espera para recibir el órgano de un donante, solo en Santa Cruz.

“Desde el año pasado, cuando empezó la cuarentena por la pandemia, la actividad de trasplante viene siendo afectada bastante. No hemos tenido ningún trasplante en 2020 ni en lo que va del 2021”, confirmó la responsable de la Coordinadora de Trasplante de Santa Cruz (Codetra), Patricia Dávalos.

Todavía no hay fecha para reactivar la actividad, aunque se espera comenzar a realizar gestiones para volver a realizar trasplantes una vez se supere la tercera ola de coronavirus. “El programa tiene que ver la forma de readecuarse a la pandemia y ver que las personas que necesitan reciban un riñón sano”, añade Dávalos.

El Programa Nacional de Trasplante Renal nació en 2013 y contempla la recepción de órganos de donantes cadavéricos, que son las personas que tienen muerte cerebral. El primer año se realizaron seis trasplantes, mientras que en 2019 se efectuaron 20 de estos procedimientos.

Dávalos señaló que la pandemia expuso a un mayor riesgo a la actividad del programa, tanto al grupo que busca los donantes como a los pacientes renales.

“Es muy riesgoso llegar a tener un trasplante con un paciente que resulte positivo a Covid-19, ya que es una enfermedad compleja y un paciente inmuno-deprimido puede enfermar grave de coronavirus”, explicó.

De acuerdo con datos del Programa Nacional de Trasplante Renal, en el país se estima que hay 8.132 personas con enfermedad renal. Según las estadísticas de este programa, hay 5.200 pacientes en terapia de sustitución renal en todo el sistema de salud, de los cuales 3.400 realizan diálisis.

Donantes

Dávalos señaló que desde hace años se arrastra una falta de cultura de donación de órganos, pues de cuatro solicitudes de donación que se hacen a familiares de pacientes con muerte cerebral, tres son rechazadas.

“Es muy poco para la cantidad de pacientes que tenemos en lista espera. Este rechazo a la donación se debe mucho a la falta de información de las autoridades competentes que deberían promocionar más la donación. El único objetivo de este procedimiento es salvar vidas”, sostuvo.

Desde que se inició el Programa Nacional de Trasplante Renal hasta el 2019 se realizaron 231 trasplantes, de estos 208 son con donante vivo y 23, con donante cadavérico.

La Sociedad Boliviana de Nefrología recomienda a los pacientes con problemas renales la hidratación, el control de niveles de azúcar y evitar el tabaco y la automedicación.

Comentarios