Escucha esta nota aquí

Por Jessica Vega

Este martes, 795 estudiantes de diferentes municipios cruceños se beneficiaron con la entrega de celulares para poder acceder a sus clases virtuales.

Los padres de familias y estudiantes que recibieron estos equipos manifestaron su satisfacción por esta ayuda que les concede el Gobierno nacional. 

Una madre de familia del colegio Arenales C, ubicado en el barrio La Pampitas, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, cuenta que su hijo pasaba clases con un celular que le prestó un amigo, porque  no podía comprar  un móvil nuevo. Dijo que tampoco le alcanza el dinero para arreglar el que tiene descompuesto, “por eso es que me da gusto que haya esta oportunidad”.

Dice que ha sido difícil pasar clases de forma virtual, porque “los megas se gastan rápido, es caro, 10 bolivianos no alcanzan y a veces (mi hijo) se queda a mitad de clases; las clases virtuales lo han perjudicado harto”.




Niño beneficiado con uno de los teléfonos móviles/Foto: Jessica Vega

El Gobierno entregó  795 celulares a estudiantes de diferentes unidades educativas del departamento de Santa Cruz. Los alumnos fueron seleccionados con anticipación tomando en cuenta la necesidad de cada familia.

 

El director departamental de Educación, Edwin Huayllani, detalló que estos equipos se destinaron para familias vulnerables que tienen necesidad de que sus hijos no se perjudiquen en la educación.

Pidió a los estudiantes seguir estudiando para llegar a ser profesionales.

Por su parte, el director municipal de Educación, Raúl Ascarrunz, que estuvo presente en el acto de entrega de celulares, adelantó que se está trabajando para concretar la entrega de las tablets en la capital cruceña, tal como lo comprometió el alcalde Jhonny Fernández.

Recordó también que el bono escolar se hará efectivo lo antes posible, por lo que la reglamentación de la norma ya tiene un 45 por ciento de avance. Estiman que hasta la próxima semana se completen todos los trámites para después hacer la entrega del incentivo, que es de Bs 350 para cada alumno del nivel inicial y primario.

Osmar Neri Cabrera Tapia, ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos, ponderó la entrega de los celulares y pidió que este esfuerzo llegue a toda la población estudiantil. "Hemos buscado medios para no abandonar a nuestros estudiantes. Es un pequeño paso, pero así se avanza, para llegar a los estudiantes y no abandonar la educación", recalcó.

Neri también demandó las medidas adecuadas para un posible retorno a las aulas.

A su turno, Freddy Terrazas, representante de los Maestros Rurales de Santa Cruz, demandó que los diferentes niveles de gobierno contribuyan a la educación. "Las condiciones no permiten clases presenciales, no podemos arriesgar la salud de los estudiantes.  Hay que hacer un análisis no es solo exigir clases presenciales o semi presenciales, primero está la salud", recalcó.






Comentarios