Escucha esta nota aquí

A partir del martes 4 de agosto, la Autoridad de Fiscalización de Bosque y Tierras (ABT) emitió la Resolución Administrativa 149/2020, en la que, debido a la temporada de incremento de focos de calor, que pueden derivar en incendios forestales, se instruía una pausa temporal de autorizaciones para quemas, incluso controladas, en los departamentos de Santa Cruz y Beni. Sin embargo, solo entre el 6 y 8 de agosto, los focos de quema se incrementaron de 30 a 39, según reportes diarios del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif) de la Gobernación.

Ya el 7 de agosto, la Secretaría Departamental de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Cinthia Asín, dio a conocer la declaratoria de alerta naranja por la alta probabilidad de ocurrencia de incendios forestales. El 8 de agosto, la misma autoridad llamó a los municipios a formar sus Centros de Operación de Emergencia Municipal (COEM).

"La alerta naranja no significa que el departamento esté en su totalidad en emergencia, sino es una alerta, un llamado de atención para que todos actuemos de forma anticipada. Tuvimos una reunión en la que participaron todas las instituciones del Estado que vamos a trabajar en conjunto para la atención temprana y oportuna de los incendios forestales, esta misión interinstitucional de incendios forestales  aprobó un protocolo que nos indica cómo actuar cada una de las instituciones comprendidas, ante una situación de emergencia", aclaró.

Según Asín, la actual situación climatológica anunciada por el Senamhi menciona fuertes vientos de más de 60 km por hora, muy baja humedad, ausencia de lluvias, lo que obliga a una alerta naranja por responsabilidad, "para que todos tomen en cuenta que deben adoptar precauciones, que si hay un incendio, una quema, una quema controlada, se puede convertir en un incendio si no se toman los respectivos recaudos por parte de la ciudadanía, peor aún tomando en cuenta esta emergencia sanitaria en la que nos encontramos, cuando precisamente a consecuencia de este virus se da una afección respiratoria en las personas que son positivas al virus", agregó.

Hasta la fecha, 30 municipios tienen un índice de riesgo de incendios muy alto, sobre todo los que se ubican en la zona sur, el Chaco, y centro del departamento cruceño. Del mismo modo, 10 están en riesgo alto, uno en riesgo medio (Urubichá), y 15 en riesgo bajo, la mayoría en los Valles.

Asín recordó que se mantienen activos los incendios en las áreas protegidas de Otuquis, en Puerto Suárez, y de San Matías. "Actualmente hay un incendio que se reporta y que ha sido atendido por los bomberos de UBR, en el kilómetro 9 de la carretera a La Guardia; el incendio de Samaipata ya fue controlado ayer; y el incendio de El Puente, en Guarayos, también ha sido controlado", manifestó.