Escucha esta nota aquí

Tras una prolongada y reñida audiencia de casi siete horas, el juzgado primero anticorrupción de la jueza Albania Caballero, ordenó la detención preventiva de cuatro ciudadanos, dos extranjeros y dos nacionales, involucrados en la estafa agravada denominada multinivel, que afectó a más de tres mil personas que cayeron en la trampa con depósitos de dinero y la ilusión de ganar desde el 3 al 6 por ciento.

La estafa se gestó desde hace unos tres meses luego que una empresa ficticia, mediante redes sociales y a través de la codiciada aplicación Ishop, ofrecía a incautos la compra de productos online para ganar por día un interés desde el 3 al 6 por ciento.

Los detenidos y responsables de la estafa a escala nacional, que hasta el momento se calcula con pérdidas de por lo menos 5 millones de bolivianos, fueron identificados como Maritza Aramayo Velásquez, Yaquelín Aramayo Velásquez y los asiáticos Yue Gui Zhang y Guo Xiang Kang, que fueron imputados por el fiscal anticorrupción Diego Toro Flores, por delitos de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, legitimación de ganancias ilícitas y estafa agravada, que pidió la detención en la cárcel de Palmasola por seis meses.

Tras una valoración de todas las actuaciones, la jueza ordenó la detención para cuatro y medidas sustitutivas en favor de Fernando Aramayo Velásquez, al no hallarse en su contra pruebas fehacientes.

Según las investigaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y de la Fiscalía, Maritza Aramayo Velásquez tenía una cuenta bancaria y ahí depositaban el dinero los incautos. Ella junto a sus hermanos eran los encargados de todos los movimientos económicos, mientras que los asiáticos los cerebros de crear la aplicación Ishop.

Los detenidos fueron trasladados hasta el Palacio de Justicia bajo estrictas medidas de seguridad.

No hay plata para las víctimas

Durante la audiencia, el fiscal Toro fundamentó que todo se descubrió el martes por la noche, cuando en un supermercado del tercer anillo había gran número de personas exigiendo la devolución de sus dineros y la imputada Maritza Aramayo Velásquez y su hermana Yaquelín Aramayo Velásquez, estaban en poder de dinero en bolsas negras que se aprestaban a realizar algunas devoluciones. Cuando la Policía intervino el lugar, se recuperó Bs 191.640 y $us 7.441, además de otro monto no determinado de yuanes. Las hermanas Aramayo Velásquez, habían devuelto a algunas víctimas Bs 37.280 y 4.021 dólares.

Durante la audiencia, la jueza Albania Caballero ordenó el secuestro del dinero recuperado por la Felcc y que permanezca en custodia.

Las hermanas Aramayo frente a la jueza negaron la comisión del delito argumentando que desconocían la estafa, pero los asiáticos también negaron responsabilidad y admitieron que el dinero era manejado por las hermanas Aramayo.

Una de las víctimas que acudió a la audiencia, lamentó haber perdido todos sus depósitos y aseguró que ahora la recuperación parece estar muy lejos, porque a su entender el dinero desapareció porque la estafa fue bien planificada y miles son los afectados en un tiempo tan difícil por la dura crisis económica en la que vivimos todas las familias

El abogado de las víctimas, Oscar Menacho Angelo, expresó que las investigaciones siguen adelante, pero que hasta el momento no existe más dinero, pues todo ha desaparecido. La Felcc y la Fiscalía siguen con las pesquisas y se realizan peritajes cibernéticos a la aplicación Ishop.

Comentarios