Escucha esta nota aquí

Dos de los 49 arrestados en los ataques registrados en el municipio cruceño de Samaipata fueron enviados preventivamente al penal de Palmasola, mientras se realizan las investigaciones respecto a los actos vandálicos registrados el viernes pasado en el contexto de los bloqueos convocados por organizaciones sociales, que rechazan el 18 de octubre como fecha de las elecciones generales.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Rubén Becerra, manifestó que las dos personas detenidas guardaban aislamiento en el centro de recuperación San Isidro, ya que dieron positivo a la prueba del coronavirus y presentaban síntomas.

Esto obliga a que se les acondicione un espacio de aislamiento en la cárcel para evitar poner en riesgo la salud de las fuerzas de seguridad y la del resto de los reclusos de Palmasola.

Mientras tanto, las otras 47 personas arrestadas en Samaipata fueron liberadas, aunque 17 de ellas recibieron medidas sustitutivas. Las investigaciones siguen su curso y también se busca a quienes mantuvieron como rehenes a ciudadanos que, por hacerse los comedidos, buscaban desbloquear la zona de Tiquipaya.

Entretanto, la defensa de estas personas, el abogado Roly Velarde, señaló que las acusaciones se hicieron con "pruebas sembradas por la Policía" y que otros argumentos fueron inventados para realizarles un proceso penal.

"Se liberó a 47 hermanos campesinos imputados de manera injusta y arbitraria. Este es un caso político y se hace con la finalidad de amedrentar a los dirigentes y a la gente, para evitar que salgan a manifestarse", expresó el abogado.

Asimismo, expuso que ante el argumento que se encontraban con teléfonos, equipos de comunicación y dinero, respondió: "todo el mundo tiene lo mismo en el bolsillo", en referencia a lo requisado.

No obstante, la Policía también presentó otras pruebas como dinamita, bombas caseras, hondas, cuchillos, machetes, 'miguelitos', cartuchos de escopeta, piedras, palos y otros objetos.