Escucha esta nota aquí

Hoy, día del Cabildo, el Gobierno Municipal desplazará 60 agentes de la oficina de Control y Vialidad para que se encarguen de vigilar que no circule ningún motorizado por el área que ha sido aprobada para la concentración, es decir, a los cuatro costados del monumento a Cristo Redentor, en la avenida del mismo nombre, por el norte; en la Monseñor Rivero, hasta la calle Cañada Strongest, en el sur; hasta el Templo de la Santa Cruz, sobre el segundo anillo hacia el este; y hasta la Libertad y segundo anillo, en el oeste.

“Desde el miércoles por la noche hemos colocado la señalización vial transitoria cerca del Cristo, para dar seguridad a la gente que está montando la estructura de la tarima; tarea similar hemos hecho ayer, pero hoy, desde las 10:00, el cierre será obligatorio en las calles aprobadas”, explicó Rolando Ribera, secretario de Movilidad Urbana.

La construcción de la tarima para el Cabildo causó embotellamiento en la circulación vehicular, pues las filas de motorizados llegaban hasta una intersección más allá de la rotonda de Cristo Redentor. Pese a la presencia policial para ayudar a que el paso no sea interrumpido, los desesperados conductores tocaban bocina o lanzaban insultos.

Para evitar esas molestias, tanto el Comando Departamental de la Policía como la Secretaría de Movilidad Urbana de la Alcaldía prepararon sendos planes de desvíos.

El jefe policial Igor Echegaray reveló que serán desplazados 1.381 efectivos por toda el área circundante de la concentración; de ellos 1.183 son uniformados que estarán en 30 camionetas, en 56 motos, en dos micros, en dos helicópteros y en el único camión neptuno. Además, estarán montados en 10 caballos y manejarán los tres drones que se ha dispuesto.

De igual manera, el personal de reacción inmediata, que serán 198, estará presto para acudir a cualquier emergencia en 39 camionetas.

Garantía

Echegaray indicó que, con el propósito de dar seguridad a las instituciones y edificios estatales y privados, ante posibles disturbios o desmanes, el 100% de la tropa policial en Santa Cruz estará acuartelada, lista para reaccionar.

“Garantizamos a los participantes que habrá seguridad, pero a la vez pedimos que se comporten de manera pacífica, pues la Policía no permitirá el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, dando cumplimiento a la Ley 259. Terminado el Cabildo, procederemos a ayudar a la desconcentración hasta despejar el área”, explicó Echegaray.

Durante todo el día, personal de Tránsito y del Comando Departamental cortará la circulación en las calles circundantes. En cada cierre de vía habrá seis efectivos.

Edificios

Ante posibles desmanes y ataques contra edificios estatales, serán desplazados 320 efectivos alrededor del Comando de la Policía y un dron, aparte del sobrevuelo de dos helicópteros. Cerca de la Fiscalía habrá 50 uniformados, 152 en inmediaciones del Tribunal Electoral Departamental y 204 policías en las áreas aledañas al Palacio de Justicia.