Escucha esta nota aquí

Santa Cruz inicia otra semana crítica por la escalada de casos, la falta de espacio en las terapias intensivas y de vacunas. A esto se suma el ultimátum que han dado los médicos del hospital San Juan de Dios que advierten con no recibir más pacientes en condición grave de coronavirus si es que hasta el mediodía de hoy no tienen noticias sobre la renovación de los contratos y la cancelación de sus sueldos.

Así Santa Cruz está cerca de alcanzar las ‘peores cifras’ de la tercera ola, proyectadas por el Sedes, que preveían 27.646 contagios y 1.190 decesos, desde mayo hasta junio, si se daban los peores escenarios del coronavirus, pero los reportes oficiales dan cuenta que desde 1 de mayo hasta el 5 de junio ya suman 26.266 contagios y 678 fallecidos.

Andrés Martínez, responsable de UTI de Covid-19 del hospital San Juan de Dios, confirmó que están en emergencia y señaló que han decidido esperar hasta el mediodía de hoy para que las autoridades del Gobierno den alguna respuesta sobre los contratos y el pago de salarios.

Ellos forman parte de los más de 600 profesionales que fueron contratados eventualmente para atender las unidades de terapia intensiva y los servicios de emergencia de Covid-19. Aseguran que, pese a los compromisos del Gobierno de renovar los contratos, no hay nada oficial y siguen impagos.

Solo en el San Juan de Dios son 106 profesionales, entre médicos, enfermeras, auxiliares y manuales que están impagos hace tres meses y ni siquiera tienen garantizado el sueldo porque hasta el momento el Ministerio de Salud, a través de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), no les ha entregado el contrato firmado.

“Tenían que pagarnos el viernes, pero seguimos esperando. Hay muchos pacientes que esperan para ingresar a la terapia. Es muy complicado, no se les puede decir que no a la gente porque son vidas. No queremos dejar de recibir pacientes, pero no podemos mantenernos hasta este ritmo y en estas condiciones, esperamos que hasta el mediodía de mañana (por hoy) tengamos noticias; caso contrario, tomaremos acciones”, dijo Martínez.

En ese hospital hay 20 camas de terapia intensiva para pacientes críticos de coronavirus, que casi siempre están ocupadas.

El problema también afecta al hospital Japonés. Según Richy Anderson Hurtado, jefe de la UTI Covid-19, tampoco tienen contrato firmado, y les adeudan a algunos dos meses, a otros uno, y a varios los tres meses. Allí son más de 140 profesionales que trabajan bajo esa modalidad.

Lo mismo ocurre con el hospital Óscar Urenda, de Montero. Desde la UTI informaron que no tienen garantizado el pago porque no recibieron el contrato con las firmas de las autoridades responsables, y tienen temor de que les ocurra lo del año pasado, cuando se quedaron sin pagarles tres meses a todos por temas burocráticos.

Al respecto, el director del Sedes, Erwin Viruez, señaló que el problema de los contratos se da por la falta de políticas de parte del Estado para asegurar la dotación de ítems. Destacó el compromiso de los profesionales que siguen salvando vidas, pese a que no se les paga. Agregó que el Sedes ha venido haciendo gestiones ante la Aisem, pero a ellos también les incumplen.

Quedan 12.000 dosis

Con respecto a la disponibilidad de dosis contra el coronavirus, el gerente de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, informó que logaron juntar 12.000 primeras dosis para seguir vacunando, con las 10.000 que envió el Ministerio y 2.000 que habían de saldo, pero lo más seguro es que estas se acaben en uno o dos días, porque la semana pasada se vacunaron más de 14.000 personas por día. Aseguró que, si bien en los municipios hay 35.000 dosis, estas no se las puede traer a la capital porque se afectaría el plan de vacunación en las provincias.

No obstante, el Gobierno ha anunciado que hasta la tercera semana de este mes llegarán 100.000 dosis de Sputnik V y otras 1.000.000 de Sinopharm.

Llegan 22,5 t de oxígeno

Por otro lado, la Gobernación confirmó la llegada de 22,5 toneladas de oxígeno medicinal para para atender la demanda. El director de Hospitales de la Gobernación, Edil Toledo, informó que tras un acuerdo con una empresa privada proveedora de oxígeno, se garantizará la llegada de 320 toneladas de este suministro para atender las necesidades de hospitales públicos, clínicas y la comercialización individual. El suministro llegará por cantidades entre semana a la ciudad. Este fin de semana se recibieron las primeras 22,5 toneladas de oxígeno.

Ayer la ciudad capital y varios municipios cruceños cumplieron una cuarentena rígida. De igual forma Cochabamba, Oruro, Tarija y la ciudad de Potosí se encapsularon este domingo para frenar la escala de contagios.

El alcalde Jhonny Fernández destacó el apoyo de la población que acató con responsabilidad la cuarentena rígida.

Comentarios