Escucha esta nota aquí

El abogado Sergio Romero Chávez, imputado por violencia familiar contra su esposa María Isabel Suárez, quien se vio obligada a huir a Estados Unidos en busca de justicia; no acudió a la audiencia ante el juez Juan José Quiroz, argumentando estar enfermo, por lo que la medida cautelar fue pospuesta.

El imputado, a través de su defensa, presentó un certificado emitido por un médico particular que le da 10 días de impedimento.

La acción del abogado generó malestar en la Fiscalía, la Defensora y Casa de la Mujer, así como en familiares de la víctima y organismos defensores de los derechos de la mujer, quienes consideran que es una estrategia para postergar su audiencia y hacerse la víctima.

Sin embargo, el juez Juan José Quiroz, al término de la audiencia ordenó que de forma inmediata el acusado sea valorado por un médico forense, como establece la norma, y que se eleve el informe legal para establecer la verdad de su estado de salud.

El juzgador considera que se debe velar por los derechos de la víctima, pero considera que el imputado debe ser valorado por un forense, pues el certificado que presentó a través de sus abogados es particular.

El juez fijó una nueva fecha (4 de agosto) para la audiencia cautelar del abogado.

Maira Daza, abogada de la víctima y de la Casa de la Mujer, lamentó la conducta del acusado. Dijo que por varios años ultrajó a su pareja y a su hijo y, en su criterio, ahora no responde ante la justicia.

Comentarios