Escucha esta nota aquí

Joadel Bravo, abogado defensor de la exalcaldesa Angélica Sosa, aseguró que Unidad Cívica Solidaridad (UCS) pactó un acuerdo de gobernabilidad con la agrupación Santa Cruz para Todos (SPT) a cambio de “pegas” en la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra. Para sustentar esta declaración, mostró un informe realizado en 2017 por Ever Mérida Baldelomar, actual secretario Jurídico, en donde se muestran los detalles de esta supuesta alianza.

El documento al que se refirió Bravo tiene fecha de envío del 13 de febrero del 2017 y lleva la firma de Mérida. La referencia del informe indica que es un diagnóstico de la situación política entre UCS y SPT.

“La hábil visión inmediatista de Jhonny (Fernández) queda visible cuando, por encima de las decisiones de Roberto (Fernández), envía emisarios a Percy (Fernández) y le ofrece los votos para hacer gobernable la gestión quinquenal. Percy había obtenido cinco concejales y podría gobernar solo con un voto del MAS, pero se hace más simple la gobernabilidad cuando se tiene 2/3”, señala parte del documento, que supuestamente fue enviado por Mérida a Sosa, cuando esta era presidenta del Concejo municipal.

Según el abogado defensor de la exalcaldesa interina, esta es una de las pruebas que será presentada ante la comisión de fiscales que investiga los 800 ítems fantasmas, para que también se cite a Jhonny para que declare sobre la alianza de gobernabilidad que firmó.

“La UCS nunca tuvo un programa ideológico claro y se apoyó en el prebendalismo para lograr el respaldo popular (…) Así UCS obtiene, de la alianza, varios espacios de poder y de responsabilidad en el Ejecutivo municipal y Jesús Cahuana una secretaría ligada a su gremio”, dice parte del informe, que fue leído por el jurista.

Jhonny negó la relación entre Percy y él. Se ha convertido en Judas, porque lo negó, pero aquí su actual director jurídico lo desmiente y dice que siempre se basó en el prebendalismo”, declaró Bravo. Además, aseguró que no existen ítems fantasmas y señaló que lo que hubo fue una “repartija de pegas” entre fuerzas políticas en las que se beneficiaron varias personas “de carne y hueso”.

Con este informe, Bravo demanda que la Fiscalía desvirtúe las declaraciones de Javier Cedeño, exdirector de Recursos Humanos de la Alcaldía, en contra de Angélica Sosa, sobre la supuesta contratación de personas y designación de ítems fantasmas.

Asimismo, dijo que el testimonio de Cedeño carece de pruebas y lamentó que la comisión de fiscales lo haya usado para fundamentar la acusación en contra de su defendida.

Por su parte, Ever Mérida negó rotundamente haber informado sobre una supuesta alianza entre UCS y SPT, pero admitió que envió un informe de solos “dos hojas” a Sosa en 2017, cuando “ni siquiera pertenecía” al partido político de Jhonny.

“En esa carta yo le manifiesto a la señora Angélica Sosa que debe agarrar y gobernar municipalmente pero sin ningún tipo de corrupción”, dijo. Además, comentó que al informe que muestra Joadel Bravo se le “insertaron” más fojas de manera “maliciosa”.

“Aquí lo que se quiere es tratar de desviar el rumbo de estas investigaciones, tratando de hacer este tipo de chantaje legal. Yo llamo chantaje legal a esta situación: el agarrar y poner a la luz un documento que no tiene absolutamente nada que ver con este tema investigativo”, indicó Mérida en contacto con los medios de prensa.

Comentarios