Escucha esta nota aquí

La creación de una oficina permanente en la subgobernación de la provincia Germán Busch para la recepción de denuncias que tengan que ver con avasallamientos de tierras y afectación al medioambiente, fue uno de los puntos que dejó la reunión entre dirigentes de las comunidades indígenas, autoridades cívicas, municipales y departamentales en Puerto Suárez.

La diputada de Creemos, María René Álvarez, informó que en esta reunión interinstitucional se instalaron dos mesas de trabajo; una que discutió el caso de los avasallamientos, y otra que analizó las estrategias para frenar los incendios forestales.

Agregó que la provincia Germán Busch se declaró en emergencia por  los avasallamientos, señalados como la principal causa para que se realicen los incendios en la región de la Chiquitania.

Asimismo, se acordó solicitar al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) la lista de comunidades que se tienen dentro del proceso de dotación y distribución de tierras, además de la lista de beneficiarios por cada comunidad.


Comentarios