Escucha esta nota aquí

A.M.R. (37) tenía la confianza plena de toda la familia. Trabajaba como mecánico, gustaba de las carreras de autos e incluso formaba parte de un club. Aprovechando esa confianza, A.M.R presuntamente durante un churrasco que organizó en su propia casa, el 1 de mayo, abusó sexualmente de una adolescente de 13 años, hija de su amigo. Sin embargo, los padres descubrieron del delito 26 días después y ayer, uno de ellos presentó la denuncia. 
Ángel Morales, director de la Felcv, expresó su preocupación por que la familia se dio cuenta tarde. Dijo que los investigadores están  buscando al presunto violador. 


Otro hecho de abuso sexual se conoció ayer en el barrio Villa Retoño donde el presunto violador es el padrastro. De acuerdo con el reporte policial, ayer la menor de 12 años estaba siendo ultrajada por Víctor H. J (31), pareja de su mamá. Uno de los sobrinos de nombre José, al ver la escena, intervino y contó del hecho a una tía. Los policías del DP-8 llegaron al lugar y detuvieron al sujeto. Cuando  la familia habló con la víctima, ella confesó  que desde hace dos años, el sujeto cometía el delito.


Ayer un grupo de padres del colegio Pitágoras, en el km 15 de la ruta a La Guardia, se reunió para pedir cárcel para el director, a quien acusan de estupro. La víctima es una estudiante de 14 años. 

Comentarios