Escucha esta nota aquí

La historia se repite. Es septiembre y los incendios vuelven a la primera plana de los medios. Nuevamente, las llamas amenazan los parques naturales de la región ante la impotencia de los bomberos y habitantes que tratan de sofocarlos.

Y, al igual que el pasado año, la solidaridad se activa casi con la misma velocidad que las llamas. Activistas medioambientales han alzado su voz para alertar sobre la situación que se replica, otro año más, y reclamar la abrogación de las normas que amparan las quemas.

Además de las denuncias, están reactivando las redes de ayuda social tal y como ocurriera el pasado año. Tanto Ríos de Pie como Alas Chiquitanas recurren a las redes sociales para conseguir con urgencia materiales que doten a los voluntarios de las herramientas para combatir los incendios.

La lista inicial contempla equipo personal de protección y material para atacar las llamas como botines, rehidratantes o mochilas de bomberos fijas. "Estamos tratando de reubicar las mochilas que se donaron el pasado año para que las podamos ceder a los bomberos que están en primera fila", explica Jhanisse Vaca Daza, portavoz de Ríos de Pie.

También se ha incluido en la lista otros materiales que permiten asistir a los voluntarios como colirio, barbijos, Dextrotón y energizantes. "Además de los incendios, esta vez estamos preocupados por el Covid-19 y por eso también requerimos pruebas rápidas para aplicarlas a los bomberos", agrega Vaca Daza.

El incesante humo complica dificulta la respiración y podría ser un agravante peligroso para las personas que estén contagiadas de Covid-19. Desde Ríos de Pie recuerdan que el año pasado se lamentó el fallecimiento de 6 bomberos y trabajan para que no haya que lamentar más víctimas.

"Nuestra labor ahora consiste en equipar y dar el apoyo a quienes están en primera fila". Las donaciones se distribuirán, según las necesidades, en aquellos lugares afectados por los incendios, como Concepción, San Matías o San Ignacio. "También estamos apoyando a Sucre y pronto nos organizaremos para llegar a Vallegrande", señala la activista.

Hasta el momento, cuentan con una línea telefónica, 78153631, exclusiva para atender las donaciones. Pero pronto habilitarán los puntos de acopio en todo el país de forma que la población pueda participar con sus aportes.