Escucha esta nota aquí

Karina Romero no sabía de dónde provenían los quejidos.  Cuando los escuchó más cercano, salió rápidamente de su cuarto a su tienda para ver lo que pasaba. Ahí fue cuando vio a un hombre, de entre  30 y 40 años que con la ropa ensangrentada se agarraba el estómago y gritaba: ¡Llamen a mi mujer! ¡Llamen a mi mujer!


Ocurrió en la avenida 22 de Septiembre, en el barrio Johnny Fernández, por la zona del Bateón. De acuerdo con otros testigos, al promediar las 9:00, el hombre que decía llamarse Leo García,  pasaba por el lugar ya ensangrentado y con dos niños de unos 10 y 12 años detrás de él.  


Según los vecinos, presuntamente la víctima se fue a beber con un hombre, apodado Junior, y luego de varias copas, tuvieron una discusión  que acabó en una pelea. La víctima fue trasladada al hospital Japonés. Allí también llegó presuntamente su pareja en estado de gestación. Extraoficialmente se supo que el hombre tenía heridas punzocortantes en el estómago, en el cuello y en la cabeza./GR 

Comentarios