Escucha esta nota aquí

El sicario que acabó con la vida de Lorgio Saucedo y el sujeto que fue cómplice de este hecho de sangre, reconocieron su participación en el asesinato y aceptaron someterse a un procedimiento abreviado en medio de la audiencia de medidas cautelares realizada este martes, que terminó con la decisión judicial de sentenciar a 30 y 15 años de cárcel a los procesados.

Claudio César Sejas Choreque, el sujeto que disparó el tiro recibió la pena máxima por asesinato, 30 años. Su cómplice Delerson Suárez Justiniano fue condenado a 15 años, por haber ayudado al autor material del crimen, que sucedió el 21 de febrero en la zona del canal Isuto y tercer anillo de circulación.

El fiscal Iván Quintanilla que está cargo de la investigación, citado en el boletín informativo de la Fiscalía Departamental de Santa Cruz, presentó ante el juzgador los elementos suficientes de convicción de la autoría del crimen en contra de los sindicados, además que en plena audiencia los acusados aceptaron su culpa y dieron por bueno el acuerdo al que llegaron con el Ministerio Público para acelerar su procesamiento y condena, la que pidieron cumplir en el penal de Mocoví (Beni) debido a que indicaron que su vida corría peligro si se quedaban en Palmasola.

"Ambos sujetos (Suárez y Sejas), en presencia de sus abogados, reconocieron haber cometido el delito y solicitaron someterse a la salida alternativa de procedimiento abreviado por lo que deberán cumplir la sanción en el penal de Mocoví del departamento de Beni", indicó la fiscal departamental de Santa Cruz, Mirna Arancibia, citada en el boletín informativo del Ministerio Público.

De acuerdo con las investigaciones de este caso, el hecho de sangre ocurrió alrededor de las 10:30 del 21 de febrero, cuando la víctima fue interceptada por Claudio Sejas, que le disparó un tiro en la cabeza con un arma de fuego, para luego darse a la fuga en una motocicleta que abandonó horas más tarde.

El fiscal Quintanilla dijo que el caso sigue siendo investigado, ya que aún falta dar con los autores intelectuales del crimen. Hay otras dos personas con detención preventiva en el penal de Palmasola, los sindicados son Óscar A. A. S. y Leonardo V. D. G.