Escucha esta nota aquí

El juez anticorrupción Roberto Parada Mole, ordenó la detención preventiva en la cárcel de Palmasola de Álex Dávila Quinteros, denunciado por su novia, una modelo, de ultraje físico y sicológico.

Sin embargo, la decisión judicial es primero por el delito de cohecho activo que inició la Fiscalía anticorrupción, dirigida por Diego Toro.

La Fiscalía se sustenta en que Álex Dávila, luego de propinar una golpiza a su pareja el 24 de septiembre y al conocer que fue denunciado, intentó sobornar a los policías para borrar el caso. Los policías aceptaron la oferta y le tendieron una celada cuando el hombre acudió a un lugar para entregar el dinero y fue detenido.

El fiscal Toro fundamentó que, en manos del imputado se secuestró Bs 2.300 que tenía para sobornar, en un hecho que fue tipificado como cohecho activo.

Álex Dávila Quinteros, tras su detención y frente al fiscal, se abstuvo de declarar, haciendo uso de su derecho constitucional. La tarde de ayer cuando el juez Roberto Parada le dio palabra para su defensa material, también guardó silencio.

Otra cautelar por violencia

Álex Dávila Quinteros será sometido a otra audiencia cautelar, pues también está acusado por violencia familiar y doméstica por haber propinado una golpiza a su pareja. En este caso la fiscal asignada, Evelín Domínguez, presentará la imputación y pruebas para pedir su detención en Palmasola.

El abogado Néstor Higa, que defiende a la modelo, manifestó que su cliente es una víctima de la violencia contra la mujer y se debe sentar un precedente.

Comentarios